Foto Referencial

Dado que cada año aparecen nuevas dietas que prometen hacernos adelgazar sin esfuerzo, pero estas no dicen los riesgos que conllevan para nuestra salud ni que al dejarlas vas a recuperar todos los kilos perdidos y algunos extras. Por eso es importante que sepas cómo reconocer un régimen alimenticio «milagro». Solo 2 de cada 10 personas que intentan perder peso lo consiguen. Esta es una de las conclusiones más contundentes de la Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad.

El 75% de la población adulta ha intentado adelgazar en algún momento de su vida, el 19% acude al médico para perder peso, mientras que el 92% prefiere recurrir a planes «milagro” pese a reconocer que no creen en sus beneficios para la salud, ni en sus rápidos resultados.

Como norma general cualquier régimen que prohíba la ingesta o sugiera el consumo sin límites de algún alimento, es un plan «milagro» y resulta siendo una trampa.

Prometen perder más de 2kg por semana

Ojo con estos planes muy agresivos como los proteinados o los que disminuyen o suprimen los hidratos de carbono (Atkins, Montignac). Generan cetosis, pues para obtener energía en ausencia de glucosa, el organismo metaboliza la grasa produciendo cuerpos cetónicos que son utilizados como combustible. Este estado, conocido popularmente como “acetona” por su característico olor de aliento, tiene dramáticas consecuencias metabólicas, pero este tipo de dietas lo promueven para suprimir la sensación de apetito.

Nombre comercial atractivo

 Existe un gran equipo de Marketing detrás de todo lanzamiento, sea un plan de alimentación, un libro o un suplemento, para vender mejor el concepto.

Un plan «milagro» suelen tener un nombre atractivo o un slogan pegajoso y que sugieren efectos positivos sin esfuerzo. ⠀⠀⠀⠀

Foto Referencial

Lea también: Manejo de la Longevidad⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀⠀

Un personaje famoso

Cómo lo has conocido? en una revista? en internet? en la televisión?. En muchas ocasiones aparece algún personaje famoso, como cara visible de los buenos resultados que puedes obtener si sigues esa dieta. Esta es una de las características clave para reconocer un plan «milagro». En la mayoría de los casos es un fraude, pues ese embajador tiene la suerte de que su genética lo ha dotado de una figura estupenda y la industria «compra su imagen» para vender más.

Es monótona

Por ejemplo la de la piña o la de la sopa, que son muy hipocalóricas por lo que reducen la velocidad de tu metabolismo basal favoreciendo el efecto rebote, al abandonarlas. De hecho, después de una dieta tan hipocalórica tu metabolismo queda hipotecado para siempre.

Demasiado hipocalórica

Un plan alimenticio de 1.200 calorías diarias o menos, suponen una aberración metabólica pues provocan un rápido consumo de las reservas de grasa y acidificación del pH sanguíneo con presencia de cuerpos cetónicos y sustancias de desecho en la sangre como la acetona.

Ten cuidado con aquellos a base de batidos, muchas veces hiperproteicas, porque debido a un efecto secundario que buscan (la cetosis), disminuyen el apetito para que sean fáciles de seguir, pero desencadenan estos efectoslj secundarios a nivel metabólico que harán que después de seguirlos, engordes más comiendo lo mismo.

Está demostrado que es necesario consumir algo de grasa insaturada para poder quemar los depósitos de grasa localizada y perder peso.

No indica cantidades

Estos planes deben ayudar a mejorar los hábitos alimentarios para poder alcanzar de forma sana el objetivo de peso y después mantenerse. Por eso es muy importante regular cuándo comer y cuánta cantidad de cada grupo de alimentos, para tener un guion que seguir.

No enseña a combinar los alimentos

Además de saber qué alimentos son los más sanos, es muy importante aprender a combinarlos de forma correcta, para regular tus hormonas, el apetito y la acumulación de grasa.

Foto Referencial

Una misma dieta para todo el mundo

Todo plan de alimentación equilibrado debe adaptarse al sexo, edad, estado de salud, preferencias alimentarias, horarios y nivel de actividad física de la persona.

No recomienda hacer ejercicio

Si el plan alimenticio que te estás planteando iniciar, no recomienda que hagas ejercicio físico a diario, probablemente no está diseñado por un profesional. La práctica habitual de ejercicio hace sinergia con la alimentación, regula la saciedad y activa tu motivación, para alcanzar cualquier reto que te propongas.

Requiere la toma de suplementos

Otro truco que te ayudará a reconocer un plan «milagro» es que este tipo de regímenes, se basan con frecuencia en suplementos adelgazantes o diuréticos que favorecen una pérdida de peso temporal, al eliminar más líquidos o al activar el metabolismo, mediante excitantes. Pero esta pérdida de peso, no es sostenible en el tiempo, porque no vas a estar toda la vida tomando estos complementos, además en muchas ocasiones, estos suplementos pueden tener efectos indeseables, es conveniente que siempre consultes con un profesional sanitario antes de tomarlos por tu cuenta.

Lea también: ¿Por qué tomar licuados verdes?

Dra. Margarita Botero

Especialista en obesidad y medicina antienvejecimiento

Instagram: @drabotero

@energiavitalactiva

Comenta y se parte de nuestra comunidad