Foto Referencial

Recientemente conversé con el Dr. Gonzalo Medina, PhD en Ciencias Médicas, Obstetra, Investigador de las emociones Maternas (@ArmoniaFetal), sobre su libro Un email para el bebé in-utero”; y me pareció tan útil la información que ofrece el texto, que quise compartirla con ustedes.

El Dr. Medina, es investigador de las emociones maternas, trabajo que ha realizado durante muchísimos años, eso lo ha llevado con el paso del tiempo, junto a su equipo,  a identificar una serie actitudes psicológicas que afectan a la mujer embarazada y estas a su vez al feto.

Para comenzar me cuenta, que como especialista suele dividir el embarazo en tres trimestres, de los cuales el primero y el tercero son las etapas en las cuales se presentan muchos trastornos emocionales, y precisamente valorar dicha realidad fue lo que lo llevó a escribir su libro “Un email para el bebé in-utero”, que no es más que un diálogo personalizado para indicarle a la gestante cómo manejar sus emociones, ya que como obstetra, él está convencido que la madre, manejando sus pensamientos, puede dar a luz mejores niños y con ello, a futuro, una mejor sociedad.

Llevar a la embarazada a que entienda que el bebé solo debe cumplir dos condiciones en su vientre: crecer y, desarrollarse o protegerse, y finalmente quien decide uno u otro aspecto es esa mamá con las emociones que se procura para generar undisconfort en ese ser en fomación.

Foto Referencial

Lea también: Una razón más para hacer ejercicios… ¡Ayuda a dormir mejor!

Entonces cuál es su recomendación para las madres, simple y llanamente “positivizarse”, es decir, aprender técnicas de respiración, idealizar o visualizar a su bebé como un ser humano sano, regalándose el mejor ambiente físico y mental para transmitirle al pequeño un conjunto de neuro- hormonas para que éste crezca y se desarrolle saludablemente. El estrés eventual no le hace daño al bebé, pero el persistente si va a afectarlo haciendo que se produzcan neuro-hormonas, es decir, que él va a percibir o sentir el mismo efecto adverso que está ocasionando esas neuro-hormonas en la madre. Por ello, es importante que el obstetra eduque a la gestante para manejar adecuadamente sus emociones. Ella debe estar consciente que en su vientre se está formando el futuro de un país, el futuro de una nación, el futuro de una familia, porque podemos construir una personalidad adecuada para este bebé desde el vientre materno.

Los niños que son gestados con emociones positivas vs aquellos que lamentablemente no han tenido un buen ambiente en la barriguita materna, serán con mayor probabilidad hombres y mujeres de bien o más sanos.

Cuando el bebé crece en el vientre materno experimentando emociones positivas, tiene mayor posibilidad de ser un niño rozagante y con características neuronales adecuadas y al llegar a la escuela, tendrá un coeficiente intelectual apropiado para su edad. Por otro lado, las enfermedades infectos contagiosas le afectarán, sin generar problemas deletéreos como tal, pero no así el bebé que ha estado creciendo bajo el influjo de emociones negativas ya que éstos, van a tener restricción del crecimiento en el vientre materno, pudiendo presentarse incluso, un parto pretérmino. Este, termina siendo el bebé que debe recibir, al nacer, toda una serie de técnicas de reanimación porque no responde adecuadamente. Es el niño que desarrolla todas las enfermedades infectos contagiosas con tendencia a complicarse. Es aquel, que durante su época preescolar y escolar va constituirse en el niño, adolescente o adulto problemático, porque la personalidad se crea desde que el individuo está en el vientre de su mami.

Foto Referencial

En síntesis, son cuatro los elementos que forman parte de nuestra teoría y que se suman a las emociones experimentadas por la madre durante la gestación o lo que es lo mismo, lo sucedido durante los 280 días del embarazo: las influencias generacionales, es decir, la ideología y vivencias de la mamá que quedan en su memoria celular; las motivaciones de la madre al momento de concebir y cómo fue el parto. La conexión de esos 4 elementos es predictiva en la formación de la personalidad del nuevo ser que se gesta en el embarazo.

A ese texto pueden tener acceso de forma gratuita escribiendo a [email protected]. Este es el aporte del Dr. Medina, como obstetra, a la sociedad, ya que según él, se puede construir un mejor mundo a través de esa educación prenatal y del buen manejo de las emociones maternas. Otra buena noticia es que a nivel internacional se han dado más de dieciocho mil descargas del libro.

Lea también: ¿Qué hago… Si el niño convulsiona?

María Laura Garcia
Comenta y se parte de nuestra comunidad