Foto Referencial

«No debe bañarse con agua fría al bebé cuando tiene fiebre. El bebé se pone frío por fuera y las mamás dicen ‘perfecto ya está friito’ y a los 10 minutos el bebé está con 40°C, debido que la temperatura interna se acumula y eleva más rápido», así lo asegura la doctora Andreina Yánez, médico Pediatra e Infectólogo.

Explica la doctora Yánez, que intentar bajar la fiebre con baño de agua fría al bebé, está contraindicado, puesto que esto es un concepto físico.

«Si la piel que tiene poros y transmite calor se comunica de afuera hacia adentro, se coloca agua fría, sucederá la vasoconstricción. Se cierran los vasos, los poros, no se refresca la piel y la temperatura se queda de dentro del cuerpo«, aclara la médico pediatra.

fiebre
Foto Referencial

Lea también:Mito: ayuno intermitente hace perder masa muscular

Frotamiento con agua tibia

Lo que debe hacerse realmente, dice la médico infectólogo, son frotamientos con agua tibia durante 15 o 20 minutos, con un pañito y frotar al bebé como si se estuviese secando pero al revés, por el cuerpo, cabeza y pecho.

«Con este frotamiento, más el medicamento la temperatura cederá en un 80%», afirma la doctora Yánez.

Señala que el motivo número uno de las consultas pediátricas es por fiebre del infante, detallando la médico infectólogo que la afección consiste en síntomas que se manifiestan ante la existencia de un proceso infeccioso, viral, bacteriano o no infeccioso inflamatorio que refleja algo que está pasando en el cuerpo.

Foto Referencial

«La fiebre es buena, por ser un sistema de defensa. Es el primer mecanismo que elimina bacterias o virus de forma natural, sin necesidad del inicio de tratamientos o medicamentos», asegura la doctora Yánez.

Uso del termómetro es indispensable

Aunque precisa que con frecuencia las madres caen en conceptos erróneos, siendo la primera falla: tocar al niño y decir «está caliente», para lo que señala la pediatra «existe un instrumento diseñado desde hace siglos llamado termómetro, el cual sirve para medir la temperatura, para saber si el infante tiene o no fiebre».

Agrega que «un lactante de 3 o 4 meses arropado en el cuarto y vestido con gorro, guantes lo tocan y dicen ‘doctora tenía fiebre’. Hay que estar seguros y para ello hay que quitarle la ropita, ponerlo fresco y tomar la temperatura con el termómetro el cual indicará si tiene fiebre por encima de 38.5°C tomado de forma anal», indica la médico infectólogo.

Foto Referencial

En caso que el hijo sea más grande, precisa se debe tomar la temperatura en la axila, contabilizando 38°C, «porque hay que sumarle 0.5°C a la temperatura que nos dé. Si se usó el termómetro en las axilas y dio 38.5°C realmente tiene 39°C», diferencia la doctora Yanez.

Sobre el uso del termómetro en la boca, afirma la médico infectólogo es prácticamente lo mismo que hacerlo en la axila y no hay mucha diferencia.

En cuanto al empleo del termómetro que se coloca en el oído para verificar la presencia de fiebre, explica que no sirve para un lactante, debido que «a veces tienen algunas fallas», afirma la doctora Yánez.

Administrar fármaco bajo supervisión médica

Lo que sí es de vital importancia, asegura Yanes  es el fármaco antipirético, el cual bajará la fiebre, pero que debe ser administrado de forma ponderal, es decir, calculado por dosis y peso.

«Los jarabes para la fiebre siempre dicen: en niños menores de 5 años. Aunque esto es una medida estándar, por lo que hay que determinar si el niño es delgado o gordito, de lo contrario nos quedamos cortos porque el acetaminofén no le hará efecto», detalla la pediatra Yanez.

Finalmente, recomienda no colocar cremas, alcohol ni geles mentolados para bajar la fiebre del bebé, porque la piel del recién nacido la absorberá, provocándole una afección mayor.

Foto Referencial

La doctora Andreina Yánez, médico Pediatra e Infectólogo coloca a la disposición su cuenta @infectopediatra en Instagram y en Twitter @infectpediatra para ampliar detalles de este y otros temas de interés.

Lea también: Incontinencia urinaria aísla a quienes la padecen

Comenta y se parte de nuestra comunidad