Foto Referencial

Para muchas personas los labios son unas se las partes del cuerpo más sensuales, pero debemos aportarle cuidados especiales para evitar que sufran los efectos de la contaminación o el clima que puede causarle resequedad y en algunos casos hasta agrietarlos. Los labios son tan delicados y sin darnos cuenta en cuestión de horas pueden perder su hidratación natural.

Los labios necesitan una alimentación rica en vitaminas A,B y E, y a su vez, productos específicos que ayuden a su correcta hidratación. Para mantenerlos sanos, los labios requieren de cuidados sencillos como: exfoliación, hidratación y protección en contra del sol y el frio. Toma nota de estos tips y tus labios estarán radiantes todo el tiempo.

Foto Referencial

Lea también: No tienes que tener sangre azul para usar una diadema

Tips básicos para el cuidado de los labios

Exfoliar: sirve para quitar células muertas y mantener la piel saludable. Lo ideal es exfoliar los labios cuando presenten señales de piel deshidratada, nunca más de una vez a la semana. Utiliza un cepillo suave o un exfoliante para labios y realiza movimientos circulares sobre los labios para activar la circulación.

Hidratar: después de exfoliar es obligatorio. La diferencia es que puedes hidratar tus labios cada día, incluso varias veces al día si el clima es frío o seco, o has tenido gripe o fiebre. Basta con aplicar una gota de aceite vegetal y esparcirlo con el dedo para que no se resequen.

Proteger: si vas a la playa o a la nieve, nunca olvides tu bálsamo hidratante y protector.

Consejos para unos labios saludables

  • Bebe abundante agua durante el día.
  • Hidrata tus labios con productos adecuados para su piel.
  • Si usas color, que sea sin colorantes ni conservantes sintéticos.
  • Si tienes los labios secos, rehidrátalos con una gota de aceite de sésamo, cacahuete o oliva.
Foto Referencial
  • Límpialos después de comer alimentos muy salados o ácidos, pues deshidratan.
  • Come de forma sana y equilibrada, con alimentos ricos en Vitamina B.
  • Evita morderte y pellizcarte los labios.
  • Si están resecos, no te arranques pieles.
  • Evita humedecerlos con saliva si están resecos. Se resecan más.
  • No les pongas cremas de manos ni de rostro.
  • No abuses del alcohol ni del café.
  • Descarta tus labiales caducados.

Lea también: Lo que debes saber antes de teñirte las cejas

Con Información de: cuerpomente.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad