El vino es una de las bebidas que se obtiene de la uva y a través de la fermentación alcohólica de su zumo. En cuanto a la fermentación se produce por la acción metabólica de levaduras, y este se transforman en los azúcares del fruto en etanol y el gas se transforma en dióxido de carbono.

Dicha bebida posee una gran variedad de beneficios para la salud, lo que conlleva principalmente a la presencia de resveratrol dentro de su composición, es un fuerte antioxidante que está presente en la cáscara y en las semillas de las uvas que producen el vino.

Además de esto, otros polifenoles recurrentes en las uvas, como es en el caso de los taninos, cumarinas, flavonoides y ácidos fenólicos, también proporcionan beneficios para la salud.

Mientras más oscuro sea el vino, mayor será la cantidad de polifenoles, por este el vino tinto es que el presenta las mejores propiedades.

Lea también: Beber vino tinto mejora la flora intestinal

Los principales beneficios de esta bebida para la salud

A continuación, nombraremos los beneficios:

  • Disminuye el riesgo de aterosclerosis, debido a que contribuye al aumento de los niveles de HDL e inhibe la oxidación de LDL en las arterias
  • Disminuye la presión arterial, al relajar los vasos sanguíneos
  • Previene el cáncer ya que sus propiedades antioxidantes combaten los radicales libres
  • Es desinflamatorio
  • Previene la trombosis, derrames y accidentes cerebro vasculares, por ser antioxidante, inhibe la agregación plaquetaria y por su acción antitrombótica
  • Disminuye el riesgo de problemas cardíacos, como el surgimiento de un infarto, por combatir el colesterol y a su vez reduce la presión arterial
  • Mejorar la digestión, ya que aumenta la producción de jugo gástrico, estimula la vesícula y mejora la digestión de los carbohidratos.

Lea también: ¿Quieres vivir más tiempo?

Comenta y se parte de nuestra comunidad