¿Quieres darle de comer a tus hijos meriendas saludables? Sabemos que en estos días en los que no puedes salir con tanta rapidez como cotidianamente lo haces, te recomendamos esta opción deliciosa y sana para ti y para los pequeños de la casa.

Si estas en casa y tienes plátanos demasiado maduros para disfrutarlos al natural, te recomendamos algo que puedes hacer con ellos es un rico bizcocho. Aunque no lo creas es uno de los ingredientes más agradecidos para aprovechar en un pequeño invento de la repostería casera.

El bizcocho de plátano con cúrcuma, es un bizcocho saciante perfecto para meriendas, y más si necesitamos una dosis extra de energía. La cúrcuma es un gran ingrediente con un sabor único además de sano, ayuda a obtener una miga suave sin destacar por su sabor, añadiendo además un toque de color.

Lea también: Galletas de copos de avena y chocolate

Bizcocho de plátano y cúrcuma

Se elabora con harina de espelta y almendra molida ¿Estás listo para prepararlo? A continuación, los ingredientes son para un bizcocho para 8 personas.

Ingredientes:

  • 300 g Plátano maduro
  • 2 Huevo
  • 50 g Miel
  • 60 g Mantequilla sin sal derretida
  • ml Esencia de vainilla
  • ml Vinagre de manzana o arroz
  • 60 ml Leche o bebida vegetal
  • 150 g Harina de espelta integral
  • 100 g Almendra molida
  • g Bicarbonato sódico
  • g Levadura química
  • g Cúrcuma molida  
  • g Canela molida
  • g Pimienta negra molida
  • g Sal
  • 100 g Pistachos o nueces al gusto

Preparación:

Se precalienta el horno a 180ºC y se engrasa con papel sulfurizado un molde rectangular de unos 22-25 cm de largo. Se pelan los plátanos, después aplástalos con un tenedor en un recipiente mediano, lo podemos triturar más o menos, según tu preferencia si deseas tener algún trocito de fruta entera en la miga.

Luego, añades los huevos, la mantequilla derretida ligeramente enfriada, la miel, el vinagre, la vainilla y la leche, seguidamente lo bates con el mismo tenedor.

Tiempo después, mezclas con unas varillas finas la harina integral de espelta, la almendra molida, la levadura, el bicarbonato, las especias y la sal. Incorpora dos o tres veces esta mezcla a la primera masa, mezclando suavemente con las varillas, hasta obtener una masa homogénea sin grumos secos.

Añade de último los pistachos picados si los deseas, o también puedes verter en el molde y echarlos solo por encima. Hornea a media altura durante unos 50-55 minutos, recuerda comprobar que está listo pinchando con un palillo, esperar un poco fuera del horno, desmoldar y dejar enfriar sobre rejilla.

Lea también: Pastel de copos de avena y zanahoria

Con información de: https://www.directoalpaladar.com/

Comenta y se parte de nuestra comunidad