El cuerpo es un reflejo de nuestros pensamientos y creencias, además de ser un templo otorgado por Dios. Muchas veces sentimos las emociones con tanta pasión que no recordamos que el más afectado es nuestro cuerpo y es el que menos valoramos.

Ahora en esta situación que estamos viviendo, tenemos que controlar nuestros pensamientos y reflexionar con cada emoción. Nuestro cuerpo nos habla, y en ocasiones nos pide a gritos que le demos amor, ¿Tú escuchas tu cuerpo?

Las enfermedades, las alergias o los virus que recibe nuestro cuerpo no es solo algo pasajero, es que no está diciendo que estemos pendiente de él y no tomemos a la ligera algo que empezó con una simple alergia puede terminar empeorando.

Emociones se transforman en enfermedades

Los pensamientos o emociones como críticas, quejas, odio, rencor entre otras, son las principales en transformarse en enfermedades graves, que quizás no las planeaste a lo largo de tu vida pero que si creaste inconscientemente y tu cuerpo te dice – Hola, estoy aquí, deja de pensar o sentir así porque te estas destruyendo –

¿Cuántas veces hemos sentido que nuestro cuerpo nos llama la atención, pero no le prestamos atención? La crítica conduce a enfermedades como la artritis; la rabia se convierte en cosas que infectan el cuerpo; el resentimiento guardado por mucho tiempo consume nuestro ser interno conlleva al cáncer; la culpa busca el castigo y siempre lleva al autocastigo o sufrimiento y aunque puede llevar a diferentes enfermedades, una de ellas es la obesidad.

Lea también: Hablemos sobre la Meditación

Escucha tu cuerpo

Es importante que cuando aparezcan tus emociones y pensamientos, dichas las transformes conscientes, sientes la emoción y la entiendes, la vives, pero desde otra perspectiva, la permites conscientemente y dices – Si, si me siento molesta porque no logré ahorrar para un celular nuevo este mes –

Permites la emoción y la entiendes, desde esta perspectiva, no das paso a que alguna enfermedad pase a tu cuerpo. Nutre tu cuerpo con alimentos que sumen a tu piel, a tu organismo y te sientas con energía. Recuerda siempre sumar.

Es necesario que nos mimemos, que nos demos amor y que nos respetemos. Recupera tu cuerpo y tu poder dentro de él. No olvides que es el único que tienes.

Lea también: Hablemos de Los Chacras

Comenta y se parte de nuestra comunidad