Foto Referencial

Durante esta pandemia del coronavirus COVID-19 ¿quién no ha tomado medidas extremas de higiene por precaución? Lavarse las manos con suficiente agua y jabón y el uso de gel antibacterial son algunas de estas medidas para mantenernos a salvo de este virus,  pero ¿sabías que la zona de las uñas y más si tienen esmalte, es uno de los lugares donde la bacteria puede hacer vida?

El Dr. Carlos Morales, dermatólogo de Grupo Pedro Jaén, expresó que: “Las lacas de uñas son más porosas que la propia cutícula, por lo que al resquebrajarse el esmalte se podrían acumular más partículas víricas en las grietas.

El especialista recomiendo colocarse solo una base endurecedora para evitar que el virus permanezca en nuestras uñas. Además que de esa forma se le estará dando un descanso después de tanta manicure. “Llevar las uñas pintadas dificulta la medida de la saturación de oxígeno de oxígeno en sangre de forma no invasiva, en caso de necesitarlo”, expresó el dermatólogo.

uñas
Foto Referencial

Lea también:Mascarillas caseras contra el coronavirus ¿son efectivas?

¡Evita morderte las uñas ante la presencia del COVID-19!

La parte inferior de nuestras uñas puede ser un caldo de cultivo para las bacterias, por lo que es importante cumplir con una higiene de manos exhaustiva. Esto se traduce en prestar especial atención a las uñas, desinfectando completamente la zona que hay entre ellas y la piel de los dedos y, muy importante, ¡mantenerlas alejadas de la boca! Es decir, no mordérselas.

Los virus y las bacterias pueden prosperar en un ambiente cálido y húmedo, como debajo de las uñas«, aseguró Morales.

manchas blancas en las uñas
Foto Referencial

Es normal que el grado de estrés y ansiedad aumente con esta situación y pandemia; así que ten cuidado tanto si eres una mordedora de uñas habitual o si están en proceso de rehabilitación. Este acto podría aumentar el riesgo de contraer el virus, ya que básicamente estarías metiéndote en la boca las bacterias que podrían estar pudriéndose debajo de la uña. Sin olvidarnos que este gesto puede provocar inflamación de las cutículas, pequeñas heriditas que pueden llegar a sangrar, lo que te pone en mayor riesgo de infección si no tiene mucho cuidado con el lavado de manos y uñas.

Lea también: ¿Cómo enseñar a los niños ser higiénicos?

Con información de: Mujerhoy

Comenta y se parte de nuestra comunidad