Foto Referencial

Entrevisté al Dr. Gabriel Bastidas médico venezolano que trabaja en el Hospital Gregorio Marañón en Madrid, un centro asistencial de referencia para el manejo del Covid-19, para conversar precisamente, sobre lo que ha sido la expansión del virus en ese país y su comportamiento epidemiológico en Europa. Entre otras cosas, hizo referencia a las variantes en su manifestación y todo lo que están aprendiendo, en “vivo y directo”, por así decirlo, sobre su abordaje, síntomas, complicaciones, evolución y mortalidad.

El Dr. Bastidas, comenzó nuestra charla informándome que “el coronavirus no es exactamente lo que se venía diciendo acerca de él”, es decir, no podemos considerar el Covid–19 como una simple gripe o virus, se trata de una enfermedad y el comportamiento que están viendo es totalmente distinto al reportado por las series en china; y no se trata de sembrar alarma, sino de generar un estado de alerta que permita lograr la contención social requerida porque también han percibido que la mayoría de los pacientes evolucionan satisfactoriamente.

También es cierto que, hay un grupo de pacientes que están ameritando cuidados hospitalarios de importancia, sean jóvenes o adultos. Cuando hace referencia a cuidados hospitalarios de importancia es porque este grupo de pacientes que son la minoría, gracias a Dios, están ameritando entubación y ventilación mecánica en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), y allí radica la relevancia de que entendamos que no es una patología simple que pasará pronto, como muchos aún creen, por tanto, es vital que todos se aíslen socialmente para evitar el contagio. Solo debemos salir de casa para lo estrictamente necesario.  

Se debe aclarar los factores que pueden estar influyendo en el comportamiento distinto del virus en Europa, por ejemplo, Italia y España. La primera justificación es, que hace unos días los chinos reportaban que había 2 cepas, de la Cepa S y la Cepa l del Covid-19. Probablemente esto significa que hay más cepas, no solo esas, y que las de Europa sean unas que se hayan hecho más fuertes; porque incluso, ellos comentan sobre una cepa con mayor importancia que la otra, en cuanto a la gravedad de los síntomas y el comportamiento en los pacientes.

Foto Referencial

Ahora bien, esa pudiese ser la primera explicación, la segunda evidentemente es que los grupos poblacionales son distintos, es decir, por su epigenética y edad. Acota el Dr. Bastidas que “para nadie es un secreto que la pirámide poblacional está invertida en Europa y que tenemos una alta prevalencia de pacientes mayores de 80 años lo cual, evidentemente, condiciona que la evolución en este grupo sea menos satisfactoria”. La tercera situación de la cual pudiésemos hablar es, que los chinos hayan reportado los datos de manera distinta, y no sean del todo exactos con intencionalidad.

Lea también:Médicos venezolanos… ¡Héroes sin armas!

Distintas Cepas… Manifestaciones más leves o no… ¿Qué debemos hacer?

Es importantísimo que la gente joven no entre en pánico, que si se contagian quizás lo padezcan como si se tratara de un proceso gripal o uno pseudo gripal y seguramente lo superen sin mayores problemas, pero en España e Italia, hay “jóvenes” de entre 30 y 45 años que también se están complicando.

Por tanto, todos debemos cuidarnos y acatar las sugerencias de aislamiento, con el propósito de evitar el riesgo de contagiar a jóvenes, adultos y ancianos, que tendrán siempre el riesgo de complicarse. ¿Quién quiere ser responsable de un homicidio culposo?

El problema hasta ahora, tanto en Europa como en el resto del mundo ha sido que, los que veían el coronavirus como una simple gripe, seguían saliendo y haciendo su vida normal, y fungieron como portadores asintomáticos y sintomáticos leves, causando ese aumento tenaz de casos, afectándose, como es lógico, las personas más vulnerables por su edad o por tener patologías crónicas o comorbilidades como: diabétes, obesidad, trastornos inmunológicos, cáncer o inmunosupresión por enfermedad o por algún tratamiento específico.

Foto Referencial

Las personas que han superado el coronavirus deben durante 15 días después de haber sido dados de alta, mantenerse en aislamiento porque igual pueden transmitir la enfermedad. Este es el gran problema del covid-19, es una patología tan nueva, que los especialistas, diariamente, están aprendiendo y desaprendiendo sobre el virus; más en consecuencia, viven desarrollando protocolos para evitar el contagio, logrando un cerco epidemiológico al mismo.

Todos están preocupados que las cifras siguen multiplicándose y que al analizar su comportamiento no hay patrones del todo contundentes. Un ejemplo: el período de incubación descrito hasta ahora está entre, 2 y 12 días, lo cual quiere decir que un paciente puede tardar todo ese tiempo en desarrollar los síntomas, pero en el interín, aun cuando su cuerpo no da señales, puede estar transmitiendo el Covid-19. En resumen, cualquiera en su periodo de incubación y puede infectar al resto.

Una vez curados… igual aislamiento por 15 días

El personal de salud está haciendo test a los pacientes al momento de dárseles de alta, o al ser egresados de las unidades de hospitalización de los hospitales españoles, intentando verificar que esos test usados den negativo. ¿Por qué? Porque ciertamente, como todo el mundo lo sabe, las pruebas no son del todo infalibles, y la carga viral pudiera ser muy baja como para no ser detectada, y ese paciente pudiera regresar a su casa, no cuidándose lo suficiente y experimentar una recaída, que por error catalogarían como una reinfección.

Foto Referencial

Ante esto, los médicos insisten en el aislamiento social, porque un “paciente curado” puede no estarlo del todo y seguir contagiando.

Los expertos, o mejor dicho, los que están tratando de volverse expertos, todavía no saben o pueden asegurar, si se adquiere alguna inmunidad, es decir, que este virus no repetirá en aquellos que ya desarrollaron el Covid-19. Una corriente se inclina por una inmunidad temporal, esto significa que, a partir de un período de tiempo desconocido, estas personas podrían volver a padecer Covid-19.

En cuanto a los medicamentos…

En pacientes complicados en unidades de cuidados intensivos se están usando “cloroquinas”, originalmente un medicamento antimalárico, y en la revista “The New England Jounal of Medicine” se publicó un ensayo en el cual describían el uso de Lopinavir-Ritonavir en adultos hospitalizados con covid-19, en condición grave, dicho uso, ha permitido reportar una mejoría; pero las cifras de los pacientes que los han consumido con éxito aún no son concluyentes. Tienen que seguir probándose ambas estrategias terapéuticas.

Foto Referencial

Síntomas nuevos…

El Dr. Bastidas también hizo referencia, a que están notando en los pacientes con Covid-19, que otra manifestación es la pérdida del sentido del gusto y el olfato.

Lea también: Niños y adultos más saludables… ¡Gestantes emocionalmente sanas!

María Laura Garcia
Comenta y se parte de nuestra comunidad