Foto Referencial

Desde que se dio a conocer el nuevo coronavirus COVID-19 en China, específicamente en la ciudad de Wuhan, y tras la poca información que se manejaba sobre este virus, no faltaron quienes consideran que todo era una exageración, incluso que no era peor que una gripe. Por lo que las creencias y mitos no faltaron.

Si bien es cierto, la mayoría de estos mitos son inofensivos, otros  pueden resultar altamente peligrosos, en especial porque la comunidad científica va aprendido sobre la marcha cuál es el verdadero comportamiento del COVID-19.

A continuación hablaremos algunas de las creencias más difundidas y lo que la ciencia opina al respecto.

Foto Referencial

Lea también: Irene Brosch, investigadora venezolana que lidera prueba de detección rápida para COVID-19

Calor

Un mito particularmente extendido es que el coronavirus no puede transmitirse en zonas con climas cálidos y húmedos. Sin embargo, a la fecha  no se sabe con precisión cuál es el efecto del calor sobre el coronavirus.

Según la Organización Mundial de la Salud, «las pruebas científicas obtenidas hasta ahora indican que el virus detrás de la pandemia de COVID-19 puede transmitirse en cualquier zona del planeta», incluyendo en los países tropicales.

Frío

Otra idea equivocada es que exponerse al frío extremo también puede matar al virus, por la misma razón: la temperatura corporal se mantiene estable. Tampoco es cierto que evitar los alimentos y bebidas heladas sea una forma de prevenirlo.

No afecta a niños

Es falso que el nuevo coronavirus COVID-19  no infecte a los niños, como algunas personas han interpretado erróneamente. «El nuevo coronavirus (2019-nCoV) puede infectar a personas de todas las edades», afirma claramente la OMS.

La hipertensión portal en niños
Foto Referencial

Mosquitos

La posibilidad de contagiarse de COVID-19 a través de la picadura de mosquitos también es una posibilidad que preocupa a muchos. Según la OMS, hasta la fecha no hay información ni pruebas que indiquen que eso es posible.

«El nuevo coronavirus es un virus respiratorio que se propaga principalmente por contacto con una persona infectada a través de las gotículas respiratorias que se generan cuando esta persona tose o estornuda, por ejemplo, o a través de gotículas de saliva o secreciones de la nariz», destacó la organización.

Baños con cloro o alcohol

Hay quienes recomiendan rociar el cuerpo con alcohol o cloro para acabar con el coronavirus. Pero, como explica la OMS, esto no tendría ningún efecto para los virus que ya han entrado a nuestro organismo. Antes bien, advierte la organización, «pulverizar estas sustancias puede dañar la ropa y las mucosas (es decir, los ojos, la boca, etc.)».

Foto Referencial

Comer ajo

La Organización Mundial de la Salud (OMS)  indica que si bien es cierto que el ajo «un alimento saludable que puede tener algunas propiedades antimicrobianas«, no hay evidencia de que comerlo pueda proteger a las personas del nuevo coronavirus.

Para finalizar, exhortamos no prestar atención a este tipo de creencias, y tomar en cuenta y cumplir las recomendaciones dadas por la Organización Mundial de la Salud, que son:

  • Lavarse las manos frecuentemente.
  • Adoptar medidas de higiene respiratoria: Al toser o estornudar, cubrirse la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo; tirar el pañuelo inmediatamente y lavarse las manos con un desinfectante de manos a base de alcohol, o con agua y jabón.
  • Mantener el distanciamiento social.
  • Si tiene fiebre, tos y dificultad para respirar, solicitar atención médica a tiempo.
  • Mantenerse informado y seguir las recomendaciones de los profesionales sanitarios

Lea también: Fumar en cuarentena podría contagiar el COVID-19

Con Información de: bbc.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad