Foto Referencial

Los pies aguantan nuestro cuerpo durante todo el día, además gracias a ellos podemos trasladarnos de un lugar a otro. Ellos, están expuesto a un desgaste constante que puede provocar severos problemas de salud, en especial si no le damos los cuidados que nuestros pies necesitan. Si quieres evitar cualquier tipo de problema, toma en cuenta estas rutinas y luce unos pies sanos por dentro y por fuera.

Foto Referencial

Lea también: Facial de Banana y Aguacate

La higiene ante todo

Los pies son una de las partes de nuestro cuerpo donde más higiene debemos tener. Dado que pasan la mayor parte del tiempo metidos en los zapatos, sufren de sudoración extrema, rozaduras o mal olor. Para evitar estos problemas, no solo es importante elegir un buen calzado, sino que debes dedicarles tiempo mientras te duchas e incluso lavarlos aparte. Lava la planta, los talones, entre los dedos e incluso las uñas. Sécalos con cuidado para evitar el exceso de humedad, si te pones los zapatos sin haberlos secado bien pueden proliferar hongos o bacterias.

Aplica crema hidratante para evitar talones agrietados o durezas

Como te hemos dicho, los pies sufren especialmente a lo largo del día. Una buena rutina de hidratación con un producto especializado para pies puede evitar problemas como durezas o talones agrietados. Si estos problemas aparecen, sufrirás escozor y molestias durante todo el día, por lo que es importante evitarlo.

Foto Referencial

Hazte la pedicura con cuidado

Con esto no queremos decir que obligatoriamente debas pasar por el centro de belleza para aplicar esmalte en tus uñas y tener una pedicura profesional. Nos referimos a que cortes las uñas de los pies a menudo para evitar que crezcan demasiado. Si eso ocurre, pueden clavarse en la piel y empezar a crecer por debajo de ella, provocando infección y un dolor que seguro querrás no conocer.

Exfolia tus pies a menudo

Para evitar durezas frota tus pies con una piedra pómez o una lima para pies. Si lo haces con asiduidad, por ejemplo, dos veces por semana, eliminarás las células muertas y tus pies estarán más sanos y suaves.

Foto Referencial

Masajea tus pies

Si tus pies son delicados y, a pesar de estos cuidados, te duelen al final de día, hazte con una crema especial para pies y realiza pequeños masajes. Existen también masajeadores para pies con burbujas y calor con el que notarás un alivio inmediato del dolor de pies, dejarán de estar hinchados y te sentirás mucho mejor. Este aparato te benficiará también en caso de problemas de circulación.

Lea también: Brown Lamination. La novedosa técnica para unas cejas pobladas y naturales

Con información de: enfemenino

Comenta y se parte de nuestra comunidad