Foto Referencial

La terapia del cupping o ventosas, está indicada luego de la fase aguda del dolor, «no se utiliza en la fase crónica porque se hace una hiperemia, es decir una fuerte irrigación de sangre en el tejido o zona pudiendo ser contraproducente», así lo asegura el fisioterapeuta, Darwin Guiñan.

El especialista explica que las ventosas se utilizan en los puntos de dolor o puntos de gatillo, en el músculo, dejándose al menos 10 minutos, previa colocación de aceites o crema hidratante, procurando no maltratar la piel.

Sirven para la liberación miofascial, en lo que se conoce como hombro congelado y en atletas alto rendimiento, detalla Guiñan, quien dice además que la terapia de cupping se emplea en la fase aguda del dolor, acompañada de agentes físicos como calor, frío y ultrasonido. 

Foto Referencial

Lea también: El sueño reparador es tachado de mal hábito

Duración de terapia del cupping depende de la lesión

De acuerdo al fisioterapeuta, la terapia de cupping comprende de 3 segundos a 20 minutos, dependiendo de la lesión. 

«Por 10 minutos se coloca la ventosa, se quita y deja una marca, un hematoma, depende de la acidez en el tejido del paciente, influirá su alimentación y estilo de vida, será su coloración. Luego con un martillo de 7 puntas de acupuntura se utiliza para que la sangre fluya», 

Puntualiza el fisioterapeuta que esta terapia de cuppin de origen chino, involucra la energía en el cuerpo, «si no se coloca como debe, puede ser contraindicado y lesionar aún más al paciente». 

Foto Referencial

El fisioterapeuta, Darwin Guiñan coloca a la disposición su cuenta @ft_darwinguinan en Instagram para ampliar detalles de este y otros temas de interés. 

Lea también: Procinéticos para un intestino sano

Comenta y se parte de nuestra comunidad