continuo cardiovascular
Foto Referencial

«Las trombosis venosas profundas o tromboembolismo pulmonar, tienen indicación precisa de anticoagulantes, y si no los reciben corre peligro su vida», así lo asegura la doctora Susana Gómez, médico internista de la Universidad Central de Venezuela. 

La especialista sostiene que los anticoagulantes orales deben ser administrados bajo estricta vigilancia médica, según la evaluación médica del paciente, con lo que se previene arritmias cardíacas, riesgo de sufrir un Accidente Cerebro Vascular (ACV),  además de fibrilación auricular, como patologías por coágulos dentro de las venas. 

ACV
Foto Referencial

Lea también: Saturación de oxígeno ¿Qué es?

Anticoagulantes orales son más seguros 

Los anticoagulantes orales, explica la doctora Susana Gómez, son terapias más seguras, sencillas y prácticas, que pasan por controles de laboratorio rigurosos, a diferencia de otros tiempos en los que se usaban tratamientos y no estaban anticoagulados. 

Pide «vigilar señal de sangramiento en encías, orina, heces y hematomas espontáneos. Cuando el paciente entienda su tratamiento se comprometerá a cumplirlo, porque en este caso, los anticoagulantes orales son una alternativa más segura que no tiene interferencia con alimentos», destaca la doctora Susana Gómez. 

ACV
Foto Referencial

Sobre las contraindicaciones de los anticoagulantes orales, alerta no deben ser administrados en pacientes hepáticos o con problemas renales, ni en personas que tengan familiares con esa enfermedad como antecedente. 

Lea también: El sueño reparador es tachado de mal hábito

Comenta y se parte de nuestra comunidad