Foto Referencial

A medida que pasan los días, los científicos, médicos e investigadores van descubriendo más sobre el nuevo coronavirus COVID-19, la pandemia que ha afectado la vida de miles de personas en todo el mundo. Es por ello, que un grupo de investigadores de la Universidad de Melbourne, en Australia, hicieron seguimiento a los primeros pacientes afectados de ese país para determinar ¿cuánto tiempo tarda el COVID-19 en curarse?

Para encontrar la repuesta, los investigadores analizaron las muestras de sangre en cuatro momentos distintos del desarrollo del COVID-19 en una mujer de 40años. La paciente tenía síntomas de leves a moderados que requerían ingreso hospitalario. Tras un seguimiento de la respuesta de su sistema inmune, los científicos  determinaron la capacidad del cuerpo para combatir el virus y el momento en el que comienza la recuperación de la infección.

Foto Referencial

Lea también: Ejercicio físico fortalece inmunidad en adultos mayores por el coronavirus

Dicho estudio fue publicado en el Nature Medicine, y describe el proceso  de cómo el sistema inmune de la paciente respondió al virus.

“Tres días después de que la paciente ingresara, vimos grandes poblaciones de varias células inmunes, que a menudo son un signo revelador de recuperación en la influenza estacional (la gripe común)”, explicó Oanh Nguyen, uno de los autores de la investigación.

Es decir, de acuerdo a lo antes planteado, en  tres días después de la infección, la paciente había comenzado a curarse del COVID-19.  Por lo que predijimos que la paciente se recuperaría en tres días más desde ese momento, que es lo que sucedió”, agregó Nguyen.

Nguyen, investigador del Instituto Peter Doherty de Infección e Inmunidad (Instituto Doherty), una empresa conjunta entre la Universidad de Melbourne y el hospital Royal Melbourne expresó: “Esperamos ampliar nuestra investigación nacional e internacionalmente para entender por qué algunas personas mueren por COVID-19”.

Foto Referencial

Estos investigadores, esperan que su trabajo pueda usarse para estudiar las vacunas y ayudar a comprender  por qué algunos pacientes sufren síntomas leves o moderados (aproximadamente el 80 por ciento) y, sin embargo, algunos mueren por el coronavirus.

Para realizar este trabajo los científicos utilizaron sus conocimientos acumulados durante años en las respuestas inmunes en pacientes hospitalizados con gripe.

Asimismo, para llevar a cabo la investigación se basaron en la plataforma SETREP-ID. La misma permite que se realice una amplia gama de muestreo biológico, por lo que esperan que sirva para la investigación de vacunas y tratamientos contra COVID-19 en todo el mundo.

Lea también: Uso de ibuprofeno durante el coronavirus sigue en estudio

Con información de: quo.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad