dietas más peligrosas
Foto Referencial

Seguramente más de una vez has sido víctima de un ataque de hambre, de esos que provoca comerse cuanto alimento se nos aparezca en el camino. Pero muchas veces, estos ataques de hambre tienen que ver con algún proceso emocional inconsciente que por hambre de ingerir algún alimento. Si te ha pasado, no dejes de leer estos consejos para evitar que dichos ataques incontrolables “de hambre”.

Salud física
Foto Referencial

Lea también: Sácale provecho al confinamiento y hazlo productivo

Aumenta el consumo de proteína

La proteína es altamente saciante por lo que tendrás la sensación de estar satisfecha durante mucho más tiempo. Apuesta por incluir en tus desayunos alimentos proteicos como huevos, jamón, nueces, queso, batidos de proteína… siempre acompañados de verdura, así tendrás menos ganas de picar a lo largo del día porque te sentirás saciada.

Bebe agua

En muchas ocasiones la sensación de sed se confunde con la de hambre dando lugar a ingesta de calorías innecesarias. Antes de liarte a comer a diestro y siniestro todo lo que encuentres para, respira y toma un gran vaso de agua, espera unos minutos y si sigues teniendo hambre come algo ligero. Te sorprenderás de las veces que esa sensación de hambre desaparece como por arte de magia solo con beber agua. También son de mucha ayuda las infusiones calientes para alejar esa sensación de hambre repentina que aparece con frecuencia a deshoras.

Foto Referencial

No compres comida con el estómago vacío

Seguro que te habrá pasado en más de una ocasión. Si vas a comprar con hambre vas a traer comida de más y no precisamente la más saludable posible. Haz la compra con el estómago lleno para, además de cuidar de tu economía, puedas ceñirte a una lista de la compra saludable y no sucumbir a la tentación del placer rápido que ofrecen los dulces y los alimentos ultraprocesados. ¡Si no los tienes en casa no te los puedes comer!

Duerme bien

Dormir te puede parecer que no tiene ninguna relación con tus ganas de asaltar la despensa y comer pizza, bombones o papas fritas a deshoras. Pues bien, te aseguramos que sí que tiene que ver, y no lo decimos solo nosotros, hay muchos estudios que así lo demuestran así que deberías tomarte este consejo muy en serio.

Lea también: Tips para trabajar con profesionalismo desde casa

Con información de: Mujerhoy.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad