Foto referencial

En el año 2007 la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), muy preocupada por la prevalencia del autismo en todas las regiones del mundo, declaró por unanimidad el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo. 

De acuerdo con la ONU cada 2 de abril se conmemora el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, en el «que invita a todos los Estados Miembros, las organizaciones competentes del sistema de las Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales, así como a la sociedad civil, incluidas las organizaciones no gubernamentales y el sector privado, a que observen debidamente el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo con miras a aumentar la conciencia pública sobre ese trastorno; también alienta a los Estados Miembros a que adopten medidas para concienciar a toda la sociedad, incluso a nivel familiar, sobre la situación de los niños con autismo«, es lo que decreta la resolución 62/139 del 18 de diciembre de 2007.

Foto Referencial

El principal objetivo del Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo es sensibilizar a la población mundial sobre este tipo de trastorno que año tras año afecta a miles de personas, y generar oportunidades y beneficios para que la población que padece de autismo, al igual que sus familias, puedan vivir de forma plena y se les reconozcan todos sus derechos.

Lea también: Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo

Máxima atención en medio del coronavirus

La presente fecha en el Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo, el Secretario General, António Guterres, llama la atención desde la ONU, con un claro mensaje, quien reclama que la celebración de este año llega en medio de una crisis sanitaria que genera un riesgo desproporcionado para las personas con Trastorno del Espectro Autista (TEA), a consecuencia del coronavirus y de sus efectos sobre la sociedad.

«Las personas con autismo tienen derecho a la libre determinación, a la independencia y a la autonomía, así como a la educación y el empleo en igualdad de condiciones. El colapso de sistemas y redes de apoyo vitales como resultado de la COVID-19, sin embargo, exacerba los obstáculos a los que deben enfrentarse las personas con autismo para ejercer estos derechos. Debemos asegurarnos de que una interrupción prolongada causada por la emergencia no resulta en un retroceso de los derechos que con tanto esfuerzo han defendido las personas con autismo y las organizaciones que las representan», afirmó Guterres.

Foto Referencial

Resalta el titular de la ONU, que actualmente las organizaciones que representan a las personas con autismo deben garantizar que las formas no tradicionales de trabajar y de estudios, deben ser inclusivas y accesibles para todas las personas con TEA, como respuesta mundial al coronavirus

Lea también: ¿En cuántos días se cura el COVID-19?

Con información de:  www.un.org

Comenta y se parte de nuestra comunidad