Los lubricantes íntimos son productos elaborados con componentes que disminuyen la fricción en los genitales o el ano al momento de tener relaciones sexuales. Con frecuencia se emplean como una solución alterna contra la sequedad vaginal.

Debido a que facilitan la penetración vaginal y anal, son aliados para el placer de ambos miembros de la pareja. En algunos casos su uso es necesario, pues el exceso de sequedad aumenta el riesgo de infecciones, irritación y relaciones dolorosas.

Sin embargo, es fundamental saber elegir la variedad correcta, en función del uso que se le quiera dar, pues no todos son iguales y algunos pueden no servir a tus propósitos.

Lea también:Cómo elegir el tamaño adecuado del condón o preservativo

Imagen referencial

Tipos de lubricantes

  • Lubricantes íntimos de base acuosa

Son aquellos que se componen principalmente de agua. Esta cualidad hace que sean de consistencia más líquida que los que están elaborados con silicona o aceite, pero también tienen el inconveniente de que son absorbidos por la piel mucho antes, por lo que puede ser necesario volver a aplicarlos en varias ocasiones durante el coito.

  • Lubricantes a base de silicón

Este tipo de lubricante íntimos son más densos y duran más que los elaborados a base de agua. Se recomiendan para practicar sexo anal o para aquellos encuentros en el agua. No obstante, es un poco difícil retirarlos y no se deben usar con juguetes sexuales.

  • Lubricantes a base de aceite

Están fabricados a base de grasas vegetales como las que provienen de la oliva y el maíz. Ofrecen una lubricación prolongada, pueden causar manchas en la ropa y sábanas.

Lea también: Tips sobre los condones que debes saber para practicar sexo seguro

Con información de: https://mejorconsalud.com/

Comenta y se parte de nuestra comunidad