Foto Referencial

La organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda realizar 10.000 pasos al día para evitar problemas de peso y de movilidad. Sin embargo, desde que inició la cuarentena por coronavirus COVID-19, llegar a esa cantidad de pasos para muchos es difícil, pues el ejercicio ha disminuido considerablemente, razón por la cual, los  kilos extras y las piernas hinchadas ya se empiezan a notar.

Foto Referencial

Sedentarismo = mala circulación

David Fernández Caballero, dermatólogo, explicó que “el ejercicio habitual, el deporte sin impacto y la deambulación prolongada favorecen el retorno óptimo de la sangre desde los miembros inferiores al corazón, consiguiendo una correcta circulación venosa. Con el sedentarismo no se activa la bomba muscular de las piernas, ocasionando hinchazón, pesadez e incluso dolor de nuestras piernas». Esto deriva en un aumento del volumen de los pies y los tobillos, provocando edema (hinchazón) y la típica sensación de «piernas hinchadas».

A mayor inmovilidad, el edema aumenta y la «retención de líquidos» se incrementa, resultando en un círculo vicioso que empeora nuestras piernas. Lo peor es que «las venas terminan sobrecargándose y cada vez les cuesta más realizar un buen retorno«, advirtió el doctor.

Y agregó que si dicho sedentarismo se prolonga, la sobrecarga venosa puede terminar provocando una alteración en las paredes o válvulas venosas, «aunque para que esto ocurra y terminen ocasionándose daños evidentes como varices u otros cambios cutáneos debemos permanecer mucho tiempo sin actividad».

Foto Referencial

Lea también: Cómo cuidar la espalda en tiempos de coronavirus

Ejercicios sencillos para activar la circulación

Con unos minutos de ejercicio diario en casa sería suficiente para mantener nuestra circulación a tono. «No es necesario tener máquinas como cinta de correr o bicicleta estática para movilizar nuestras piernas. Dar pequeños paseos por casa, ejercitar las piernas con rutinas en suelo, maniobras de «punta-talón» sentados mientras vemos una película en televisión o leemos un libro, son suficientes para activar la circulación venosa. También es muy importante descansar con los miembros inferiores elevados. Haciendo estas recomendaciones evitaremos la aparición de telangiectasias («arañas vasculares»), varices, edemas o cambios cutáneos en la piel de nuestros tobillos», señaló el doctor Fernández Caballero.

Foto Referencial

Por su parte, el entrenador personal Raúl Martín recomienda «levantarse cada 45 minutos si trabajas sentado delante del ordenador, ya que al caminar el cuerpo se recoloca y deja posturas viciadas». Y nos da ideas de ejercicios que favorecen la circulación de las piernas: «Algo tan sencillo como unas sentadillas en una silla (sentarte y levantarte) y andar un poco por el pasillo te ayudarán bastante».

Lea también: Limpieza en el hogar cuenta como entrenamiento HIIPA

Con información de: telva.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad