Foto Referencial

Fiebre, tos seca, malestar general y dificultad para respirar, son los síntomas más comunes del COVID-19, y todos estos o algunos, pudiesen ser sentidos por una persona sin haberse infectado y esto se debe a la somatización. 

Esto no es más, que una manifestación de síntomas físicos de un problema psicológico, producto del constante encierro y la falta de contacto con el exterior, por la medida de aislamiento social, hace que se genere esta clase de juegos mentales en nuestro cerebro, pero no en nuestro cuerpo, conocido esto como cuadros psicosomáticos.

Pacientes completamente sanos pueden experimentar todos los síntomas del coronavirus. Y es que la somatización está recogida en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales publicado por la Asociación Americana de Psiquiatría de Estados Unidos.

Foto Referencial

Lea también: Pacientes con riesgo cardiovascular no deben tratar el COVID-19 con estos medicamentos

Síntomas son reales para psicosomáticos

De allí que muchas personas confinadas en sus casas, manifiesten síntomas que son reales y pueden llegar a confundir, haciéndoles creer que han contraído la enfermedad. Pero en el caso de la somatización, el cuadro clínico no es originado por el virus sino por un estado de ansiedad y preocupación.

Cuando se presenta el cuadro de somatización, si el paciente cree que le duele la cabeza, es porque realmente le duele, solo que la explicación de este dolor es psicológica.

Los factores que más estresan a las personas aisladas, son no conocer el tiempo que va a durar la cuarentena, temores a infectarse cuando se tiene que salir de casa, frustración, aburrimiento, falta de dinero o falsas noticias, llegando a somatizar síntomas del coronavirus

Foto Referencial

Sobreexposición de noticias empeora el cuadro psicosomático

La somatización se debe en gran medida a la sobreexposición de noticias sobre el coronavirus, haciendo fácil construir fantasías catastróficas, distorsiones de la realidad. 

Inclusive, la somatización genera embarazos psicológicos, donde una mujer acude a una sala de parto y da a luz a un bebé que solo existe en su mente. También hay pacientes que experimentan parálisis del algún miembro del cuerpo. Así que es muy fácil  desarrollar síntomas tan comunes como un dolor general o una tos repentina.

Por eso es necesario evitar internalizar las noticias, sino conocer bien lo que implica tener el coronavirus, con fuentes fiables de información y no cualquier escrito en redes sociales o mensajería instantánea.

Foto Referencial

Desde las ideas y las fantasías por la somatización a consecuencia del coronavirus, puede entorpecer la atención médica de los países, colapsando las salas de emergencias, por eso es necesario no solo cuidar nuestra salud física sino también la mental.

Lea también: Lea también: Fortalece tu sistema inmunológico con estos deliciosos batidos de frutas

Con información de: bbc.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad