Herramientas emocionales
Foto Referencial

Ante la angustia y el estrés que genera el tema del coronavirus COVID-19 es normal que surja durante el confinamiento emociones negativas, que alimentamos con más pensamiento y nos lleva a sentirnos peor, por lo que es recomendable trabajarla y no ignorar dichas emociones.

Irina de la Flor, profesora de la Escuela de Salud Integrativa y experta en gestión emocional y en inteligencia consciente, indica que hay ejercicios que nos pueden ayudar poco a poco a darle menos fuerza a las emociones negativas y ganar progresivamente más paz, tranquilidad y salud mental.

Foto Referencial

Lea también: Sé feliz con yoga de la risa (+ video)

Las 4 reglas para eliminar las emociones negativas

“El primero de los ejercicios es hacer un diario emocional. En un cuaderno, y en horizontal, divide las hojas en cuatro columnas para usarlo solo para anotar las emociones negativas, que son las que queremos trabajar. Cada día usaremos una página para este diario emocional. En la primera columna escribiremos la circunstancia en la que ha aparecido esa emoción (por ejemplo, he hablado con mi hermano, he visto las noticias, he ido a hacer la comida etc.); en la segunda columna debemos escribir la emoción que hemos sentido (tristeza, frustración, rabia, etc.); en la tercera columna debemos escribir el pensamiento, que son las frases que dice nuestra mente, por ejemplo: ‘esta es una situación desesperante’, ‘no puedo más’, ‘esto no es justo’, ‘no me parece bien lo que ha hecho ese señor’ etc.) y en la última columna debemos escribir la resolución”,  recomienda la coach.

Crisis y emociones
Foto Referencial

Es importante destacar, que para que estos ejercicios funcionen, hay que ser conscientes de que la mente trabaja bajo cuatro pilares que nos hacen daño: el juicio, el rechazo, el apego y la identificación.

“Para ir quitando fuerza a ese esquema que nos daña, tenemos que hacer justo lo contrario en nuestra mente. Debemos observar sin juzgar, sean cuales sean, nuestros pensamientos, que son los mejores que nuestra mente puede crear en este momento; sin juzgar nuestras emociones que son las que nos salen del corazón y nuestras circunstancias, que son las que nos ha tocado vivir. Una vez hayamos no enjuiciado a nadie ni a nosotros mismos, la segunda parte es aceptar todo lo que pasa dentro y fuera de nosotros, dando las gracias a nuestro entorno, a nuestra mente y a nuestro corazón”, destacó de la Flor.

Foto Referencial

Y por último, es fundamental aplicar la no identificación. “A través de cinco respiraciones, observaremos todo lo que es mutable fuera de nosotros, con la intención de llegar a un punto de serenidad interna donde reina la paz, la serenidad, la claridad mental y el bienestar físico. Para hacer este ejercicio es una gran ayuda la meditación, concluyó la experta.

Lea también: Conoce los 5 lenguajes del amor

Comenta y se parte de nuestra comunidad