No hay nada mejor que tener un buen amigo. Es aquella persona que nos escucha, nos regala su tiempo y nos comparte una sonrisa amena cuando mas lo necesitamos. Muchos dicen que un buen amigo es un tesoro en la vida.

Un buen amigo nos llena de momentos de diversión y de apoyo, las relaciones de amistad pueden mejorar nuestro bienestar físico y psicológico, y así se ha comprobado en diversas investigaciones científicas. ¿Y tú tienes bueno amigos?

Imagen referencial

Beneficios de una amistad

Menos estrés y una actitud más positiva

Tener amigos nos ayuda, según un estudio de la Universidad de Concordia (Canadá), a segregar oxitocina, hace que experimentemos una sensación de bienestar durante una cena o una conversación. Además, muestra que estar cerca de amigos en los malos momentos aumenta el cortisol, otra hormona que planta presión al estrés y que nos hace mantener una actitud más positiva ante cualquier problema o situación desagradable.

Favorece una buena actitud en el trabajo

Tener colegas o compañeros en el trabajo aumenta la motivación y las ganas de ir a trabajar y previene el burnout. Según un estudio publicado en Personality and Social Psychology, las personas que tienen un buen trato con sus compañeros en el trabajo tienen un rendimiento mayor a que las personas solitarias.

Se reducen los síntomas de la depresión

Un estudio de 2014 realizado por miembros de la Universidad de Queensland, se dice que encontró que pertenecer a grupos sociales en los que sentirse identificado, protege frente a los síntomas de la depresión.

Reduce la sensación de dolor

Estar acompañado incrementa los receptores opioides, la cantidad de dopamina y endorfinas, que aumentan la sensación de bienestar y reducen la sensación de dolor.

Comenta y se parte de nuestra comunidad