Foto Referencial

«Posterior a la infección por COVID-19, los hombres en edad fértil, con deseos de tener hijos, lo más recomendable es hacerse a los 3 o 4 meses de superada la enfermedad, un espermatograma para verificar su capacidad fértil y reproductiva», así lo asegura el doctor Ricardo Soto Rosa, médico urólogo.

El especialista en urología, explica que es pertinente que el hombre afectado por coronavirus se realice el espermatograma en ese tiempo, con lo cual se podrá verificar la testosterona y determinar si sus valores se encuentran alterados, a fin de recetarle tratamiento y mejorar la condición.

Hace énfasis, el doctor Soto Rosa, que el espermatograma se debe realizar en el primer trimestre que algún hombre haya superado el COVID-19, debido que en ese tiempo, «los espermatozoides se forman en la célula germinal. Son una especie de semillas en la cual se forman los espermatozoides, a través de las hormonas que es como una especie de abono de esta semilla, comienzan a germinar en un proceso de evolución, hasta llegar a convertirse en un espermatozoide, y este proceso dura 3 meses, que es cuando el espermatozoide está listo para fecundar, pero podría estar alterado por el COVID-19«. 

Foto Referencial

Lea también: Secuelas del coronavirus incluyen modificación en células y cáncer

SARS generó casos de infertilidad

Precisa que las posibles anomalías testiculares a consecuencia de la pandemia, dejarían este tipo de secuelas de infertilidad, puesto que el COVID-19 forma parte del grupo de los virus coronavirus

«Como el SARS (perteneciente a la familiar del coronavirus), que en su momento se comprobó dejó lesiones testiculares, porque justamente afecta una enzima que se encuentra en diferentes órganos, como en los pulmones y el corazón, que también puede adherirse a los testículos, pudiendo ocurrir lesiones en la disminución de la calidad y producción de espermatozoides, además en el desarrollo sexual de la hormona masculina, la testosterona», explica el doctor Soto Rosa.   

Dicho esto, el especialista en urología insiste que es necesario que los afectados por COVID-19, chequeen su capacidad reproductiva, para estudiar el grado de alteración y nivel de producción de espermatozoides, debido que a veces son cuadros temporales, que pueden corregirse con tratamientos testicular. 

Foto Referencial

Hombres también son propensos a la infertilidad

Recuerda el doctor Soto Rosa, que la infertilidad no es una incapacidad exclusiva de la mujer, ya que se sabe científicamente que esto afecta en un 30% al sexo masculino, al tiempo que recomienda a los hombres recuperados del COVID-19, realizarse el espermatograma, el cual afirma «es un estudio que no es molesto, económico y sencillo, que servirá para descartar entre una serie de exámenes si se presenta una anomalía». 

El doctor Ricardo Soto Rosa, médico urólogo, coloca a la disposición su cuenta de Instagram @drsotorosa para ampliar detalles de este y otros temas de interés. 

Lea también: Cómo proteger la presión arterial durante la pandemia del COVID-19

Comenta y se parte de nuestra comunidad