Foto Referencial

Es que este encierro es obligado…

Mi responsabilidad como investigador

En las entregas anteriores, dedicadas igual que esta al cómo se esta viviendo la cuarentena en el mundo, las respuestas cognitivas y emocionales mas o menos comunes que se observan y reportan, hoy presento un hallazgo muy importante, luego de conversar con muchas personas en relación con este tema.

A todas ellas les pregunté como a ustedes anteriormente, si antes de esta declarada y necesaria cuarentena querían tener tiempo para hacer todo lo que hemos listado en los artículos anteriores y que aun no hacen o han hecho muy poco. Por lo que he hecho siempre el llamado a la congruencia y la coherencia.

Foto Referencial

El cien por ciento de estas personas se encuentran con variaciones de intensidad, pero sin salir aun en un cuadro generalizado de angustia, ansiedad, incertidumbre, rabia y miedo. Estas personas tienen en común una respuesta: Hernán: “el problema no es el encierro, el problema es que esto es obligado, es contra mi voluntad”.

Ahora se devela la razón del por qué estas personas no han encontrado lo bueno de la cuarentena y se están creando un problema individual y familiar. Es en estas familias donde observo que se incrementaron los conflictos intrafamiliares, en todos los subniveles de relaciones que se dan en una dinámica familiar.

Foto Referencial

Lea también: Los juegos de la mente. Versión COVID– 19 (II)

Es que cuando se generaban estos conflictos, la respuesta común era salir a la calle. Como si fuese esta la única salida posible al conflicto.

“Cuando la situación es buena, disfrútala.

Cuando la situación mala, transfórmala.

Cuando la situación no puede ser transformada, transfórmate”

Viktor Frankl

El autor de esta frase es como lo ves Viktor Frankl y, estuvo encerrado contra su voluntad en los campos de concentración Nazis, sin comida, sin condiciones sanitarias mínimas, sometido a inhumanas torturas.

Muchas veces he dicho que no me gusta hacer comparaciones con nadie, que la comparación debemos hacerla con nuestras metas, porque también había y sigo reconociendo que la situación personal que se vive siempre es considerada para importante que las ajenas.

Pero hoy reconozco que al menos, ocasionalmente es bueno mirar a quién está o estuvo peor que nosotros y los invito a lo mismo y, tal vez así podemos valorar lo que si tenemos, en lugar de poner el foco en lo no falta o no tenemos.

Cuando me han respondido diciendo: “el problema no es el encierro, el problema es que esto es obligado, es contra mi voluntad”. Esto devela una respuesta que ha sido pensada, es decir, en un pensamiento y como tal es una creación individual, lo que deja claro que: solo tú puedes elegir cuales pensamientos crear. Porque los pensamientos se traducen en acciones y emociones.

Foto Referencial

¿Puedes notar que es tu responsabilidad crear el presente que vives?

La otra cara de las obligaciones

Una pregunta para la reflexión: ¿Cuántas obligaciones has tenido y tienes en tu vida? ¿Cuántas de ellas cumples responsablemente, aunque no te gusten? ¿Cuántas de ellas cumples con gusto?

Sea cual sea la respuesta a estas preguntas, ha sido una creación traducida en una decisión que a su vez observas en acciones seguramente disciplinadas.

Insisto sea cual sea la respuesta lo has pensado para asumirlas como sea que las asumido.

Si posiblemente domina la idea de: “lo hago para poder obtener beneficio posterior”.

Como digo en alguna de mis conferencias, si quieres tener abdominales marcados tienes que hacer, aunque no te gusten y te duelan, miles de secuencias de ejercicios abdominales que no de gratis son llamados abominables.

Asume entonces, los beneficios finales que esta obligación impuesta te darán al final en lo personal, familiar, social y mundial. Cambia el foco, tu puedes. Como dicen por ahí, elige entre estar encerrado o enterrado.

Foto Referencial

Cambia tu dialogo interior y cambiará sin darte cuenta el exterior.

Hoy no repetiré la lista de actividades para las cuales habías rogado al cielo tener tiempo. Ya sabemos que esta en tu mente esa capacidad creadora de Bien Estar.Confía en ti y déjame tus comentarios aquí abajo.

Si necesitas una lista orientadora de sugerencias puedes ir aquí mismo a los artículos anteriores.

Recuerda que puedes usar tus pensamientos para tu bien o para tu mal. Uno de los retos que trae este aislamiento social es saberte, conocerte, y controlarte.

Solo tú puedes detener la propagación, piensa y sabrás que lo mejor para ti y los tuyos es quedarte en casa, sal solo una vez por semana y has compras para este periodo.

Hasta pronto…

Lea también: Los juegos de la mente: versión COVID – 19 (III)

Hernán Hernández

Doctor en Educación. Jefe de la cátedra de Psicología. Coach Neurolinguistico. Conferencista Internacional. Motivador. Radio & TV Host.

Instagram / Twitter:  @hernanjhernandez

Comenta y se parte de nuestra comunidad