Foto Referencial

El coronavirus podría pasar desapercibido ante la falta de signos de infección por varios días, ante los cuales no se puede saber si una persona está infectada, y solamente se es posible cuando manifiesta tos o fiebre, viéndose en la necesidad de acudir al hospital, cuando los pulmones están con fibrosis (cicatrices) en un 50%, y ya es tarde. 

Ante esto, los expertos sugieren hacer una inhalación profunda por 10 segundos. Si se logra hacerla sin dificultad y sin toser, esto demuestra que no hay fibrosis en los pulmones, señal que tampoco hay existencia del coronavirus en las vías respiratorias. 

Lea también: Cómo proteger la presión arterial durante la pandemia del COVID-19

Recomendaciones

Por eso, es importante mantener la boca y garganta siempre húmedas, nunca secas. Se debe beber un sorbo de agua por lo menos cada 15 minutos, a fin de combatir el coronavirus que pueda entrar por la boca, de allí que la toma de agua, hará que el líquido pase por el esófago, directo al estómago, donde los ácidos destruyen el virus

Si no se toma suficiente agua, el virus puede pasar a la tráquea y de allí a los pulmones. 

¿Qué es una fibrosis pulmonar?

Es cuando el tejido pulmonar se daña y se producen cicatrices. Este tejido engrosado y rígido hace que sea más difícil que tus pulmones funcionen correctamente. A medida que la fibrosis pulmonar empeora, tienes cada vez más dificultad para respirar.

Foto Referencial

Síntomas 

Entre los signos y síntomas de la fibrosis pulmonar, pueden mencionarse los siguientes:

  • Dificultad para respirar (disnea)
  • Tos seca
  • Fatiga
  • Pérdida de peso sin causa aparente
  • Dolor en los músculos y en las articulaciones
  • Ensanchamiento y redondeo de las puntas de los dedos de los pies o de las manos (hipocratismo digital)

Causas

Las cicatrices y engrosamiento del tejido que rodea las bolsas de aire (alvéolos) de los pulmones dificulta el paso del oxígeno al torrente sanguíneo. El daño puede deberse a muchos factores diferentes, incluidos la exposición por un largo plazo a determinadas toxinas, ciertos trastornos médicos, radioterapia y algunos medicamentos.

Factores de riesgo

  • Tabaquismo: muchos más fumadores y ex fumadores padecen fibrosis pulmonar que personas que nunca fumaron, pudiendo producirse pacientes con enfisema.
  • Actividades laborales: las personas que trabajan en minería, agricultura, construcción o que están expuestas a contaminantes, que se sabe dañan los pulmones tienen mayor riesgo de presentar fibrosis pulmonar.
  • Tratamientos oncológicos: recibir radiación en el tórax o determinados fármacos para quimioterapia puede aumentar el riesgo de fibrosis pulmonar.
Foto Referencial

Complicaciones

Presión arterial alta en los pulmones (hipertensión pulmonar). A diferencia de la presión arterial alta sistémica, esta afección repercute solo en las arterias de los pulmones. Se inicia cuando el tejido cicatricial comprime las arterias y los capilares más pequeños, lo cual incrementa la resistencia al flujo sanguíneo en los pulmones.

Esto, a su vez, eleva la presión dentro de las arterias pulmonares y en la cámara cardíaca inferior derecha (ventrículo derecho). Algunas formas de hipertensión pulmonar son enfermedades graves que se agravan progresivamente y, a veces, provocan la muerte.

Lea también: Secuelas del coronavirus incluyen modificación en células y cáncer

Con información de: mayoclinic.org

Comenta y se parte de nuestra comunidad