Foto Referencial

«Para alimentarnos bien es importante no eliminar ningún tipo de alimentos, tenemos que tener lácteos, vegetales, frutas, carbohidratos de lenta absorción, como el arroz, la pasta, harina de maíz, los granos,  proteínas de origen animal y grasas que sean vegetal como aceite de oliva, las nueces, maní, almendras y aguacate», así lo asegura la Dra. Ariana Araujo, Nutricionista. 

La especialista, insiste que los niños no escapan de estas recomendaciones, por lo que los padres están en el deber de enseñarles desde pequeños a consumir alimentos como vegetales y frutas. 

«Es una labor de los padres, porque ningún niño viene aprendido en conocer los sabores y textura de los alimentos«, afirma la Dra. Araujo. 

Lea también: 3 postres bajos en calorías que no debes dejar de preparar

Pirámide Nutricional 

Y es que los grupos de alimentos están representados en la Pirámide Nutricional o la Pirámide de la Alimentación Saludable, herramienta que se utiliza mundialmente y que muestra los siete grupos de alimentos y la importancia que tienen en nuestra dieta diaria.

Los siete grupos de alimentos son los siguientes:

  • Grupo 1: Leche y derivados. Función plástica. Participan en la formación y mantenimiento de las distintas estructuras del organismo. 
  • Grupo 2: Carnes, pescados y huevos. Función plástica. Son alimentos que incorporan proteínas de alto poder biológico, hierro y vitaminas del grupo B, aunque el pescado se considera más saludable por su contenido en grasas omega 3. 
  • Grupo 3: Patatas, legumbres, frutos secos. Función plástica y energética, en el sentido de que aportan energía gracias al contenido en hidratos de carbono. 
  • Grupo 4: Verduras y Hortalizas. Función reguladora. Las hortalizas son cualquier planta herbácea hortícola que se puede utilizar como alimento, ya sea en crudo o cocinado. Están constituida por sus órganos verdes (hojas, tallos, inflorescencia). Aportan grandes cantidades de vitaminas, minerales y oligoelementos, fibra (especialmente soluble), además de un alto porcentaje de agua y pocas calorías de su baja proporción en hidratos de carbono, proteínas y grasas.
  • Grupo 5: Frutas. Función reguladora. Su importancia en la dieta es similar a la del grupo 4,  son ricas en azúcares del tipo de la sacarosa, fructosa y glucosa pero con un aporte calórico bajo.
Foto Referencial
  • Grupo 6: Cereales y derivados, azúcar y dulces. Función energética. Aportan calorías de sus carbohidratos (los de los cereales más densos y nutritivos que otras fuentes de hidratos de carbono). Importante también la aportación de vitaminas del grupo B.
  • Grupo 7: Grasas, aceite y mantequilla. Función energética. El aporte calórico debe proceder tanto de este grupo como del anterior, por la diferencia de elementos que tiene cada uno. Este grupo es rico en vitaminas liposolubles.

Lea también: Aquafaba, el sustituto ideal del huevo en los postres veganos

Con información de: www.gastronomiaycia.republica.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad