Foto Referencial

El gluten es una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada, el centeno y la avena, es decir, que  está presente en panes, pastas y galletas.

Por lo que esta intolerancia inmunológica al gluten se le conoce como celiaquía, produciendo una inflamación de la mucosa del intestino delgado, alterando la absorción de las vitaminas, minerales y otros nutrientes.

Y hay personas que no tienen esta intolerancia al gluten, pero presentan sensibilidad a esta proteína, cuya condición les produce síntomas similares.

Foto Referencial

Lea también: ¿Cómo se usan las hierbas medicinales?

Distensión abdominal entre los malestares

Entre los malestares más frecuentes por sensibilidad o intolerancia al gluten se encuentran: dolor abdominal, náuseas, pérdida de peso, alteraciones menstruales e hinchazón de la barriga, entre otros.

Aunque también en los últimos tiempos, son más las personas que eligen llevar una dieta libre de gluten y esto se debe a que les produce menos inflamación en el abdomen, los hace sentir más livianos y principalmente, porque se vuelve una opción más saludable frente a consumir harinas refinadas.

Por eso a continuación te presentamos una serie de recomendaciones para que  lleves una vida libre de gluten:

Conoce cuáles son los alimentos libres de gluten: la manera más simple y segura de hacerlo es buscar en los envases el sello certificado «SIN TACC» o el símbolo del trigo tachado por encima. Además, te daremos las claves para que lleves una vida gluten free

  • Cuídate de la contaminación cruzada: cuando se preparan alimentos libres del gluten, no deben mezclarse con otros que sí lo tienen, ni usar en áreas o utensilios que hayan estado en contacto con ellos.
  • Variedad de opciones: existen muchos alimentos que sí puedes consumir, como: arroz integral, maíz, papa, tapioca, sorgo, quinoa, mijo, trigo sarraceno, coco, harinas de nueces o de almendras, frutas, vegetales, frutos secos, semillas, lentejas y legumbres.
  • Dale pequeños cambios a tu vida: si tienes una reunión o cumpleaños, puedes ir igual. Llévate tu comida y comparte con tus amigos o familia. Es un aprendizaje para todos, pero  poco a poco te acostumbrarás.
  • Meriendas saludables: corta manzanas y cocínalas al horno. Luego, procésalas con canela y miel. Usa la mezcla como relleno para una panqueca o para comer frío como un postre.
Foto Referencial
  • Sencillo helado casero: si tienes alguna fruta como parchita, solamente deberás procesarla con un poco de leche de coco y tienes un helado casero y natural.
  • Base de pizza libre de gluten: hierve coliflor y procésalo. Luego, debes acomodarlo en el horno y cocinarlo del mismo modo que lo harías con una pizza tradicional.

Siempre es bueno tener a mano huevos, frutas, vegetales, aceitunas, frutos secos, aceite de oliva y también algo dulce para comer cada tanto cuando tengas un antojo.

Lea también: Dieta cetogénica quema grasa 24/7

Con información de:  www.bioguia.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad