Foto Referencial

¿Durante este confinamiento quién no se ha sentido estresado y lleno de ansiedad? Y es que esta cuarentena preventiva para combatir el COVID-19, ha cambiado nuestra rutina por completo, la forma en la que nos relacionamos e incluso la manera en que gestionamos nuestras emociones, lo que hace que nuestra mente se vea afectada. Es por eso, que es de gran importancia seguir ejercitando la mente durante esta temporada.

La nueva rutina del día a día y la falta de estímulo, puede hacer que nuestra mente esté fuera de forma. Y aunque los niños y los ancianos son los más afectados, todo debemos esforzarnos por mantener el ritmo.

“El confinamiento nos ha producido un cambio de vida a todos y, ante este, hace falta adaptación”, así lo aseguró el  doctor Robert Cilveti Portillo, pediatra y director médico de Adsalutem Institute.

Por su parte, Eva Vinader, directora de la plataforma memoriK, centrada en la estimulación cognitiva, asevera que durante la cuarentena por el COVID-19, “se pierde la noción de en qué día estamos, se pasan horas y horas viendo la televisión, en general la mente se desorienta”. Por lo que establecer actividades diarias nos ayudará a combatir el deterioro mental que puede ocasionar esta situación que vive el mundo.

Foto Referencial

Lea también:Síndrome Alicia en el País de las Maravillas

Crear una rutina

Cilveti explicó que la mejor manera de mantener activa nuestra mente es a través del establecimiento de unos patrones: “El trabajo, el colegio y todas las obligaciones que teníamos antes del confinamiento actúan ordenando nuestra vida. Ahora que estas actividades externas no existen, tenemos que hacer un esfuerzo para conseguir algo parecido”.

El especialista recomienda realizar cosas sencillas pero que tengan un impacto positivo en nuestra mente. Entre las recomendaciones está establecer horarios regulares de sueño y comidas, mantener la organización, preocuparnos de la higiene personal o no pasar el día en pijama. En definitiva, mantener unas rutinas parecidas a las que teníamos cuando estábamos en la situación previa al confinamiento.

Foto Referencial

Además, precisa la importancia que tiene la exposición a la luz solar, uno de nuestros principales sincronizadores y reguladores. “Desde un punto de vista cognitivo y emocional, la luz solar nos ajusta para que todos los ritmos metabólicos, emocionales y constantes vitales estén organizados temporalmente, de forma armónica”, afirmó el especialista.

Ambos expertos coinciden en la importancia de hacer ejercicio y tener un buen descanso para establecer una rutina que mantenga la normalidad en nuestra mente. “Estamos preocupados por la situación, hacemos abuso de las pantallas y todo esto afecta nuestro sueño”, manifestó  el director médico de Adsalutem Institute, y agregó, “si no dormimos bien, nuestra vida se puede convertir en una situación de caos y eso no nos va a ayuda”.

Juegos y ejercicio para mantener la actividad cognitiva

A la hora de hacer ejercicios específicos para fomentar la actividad cognitiva, Eva Vinader recomienda elegir algo que se adapte a nosotros: “Los primero que se recomiendan siempre son sudokus, pero es algo que, si no te gusta, no debes empeñarte en hacer”. En ese sentido, propone realizar ejercicios fáciles, en los que las personas de mayor edad puedan encontrar mayor beneficio. “Crucigramas, juegos de palabras encadenadas, preparar listas, leer una receta e intentar recordar los ingredientes, hacer cálculo mental… debemos elegir actividades que para nosotros supongan un reto”, dice.

Foto Referencial

Para conseguir no solo tener más actividad mental, sino también calmar un poco la mente, muchas veces fatigada por la constante exposición a pantallas y preocupaciones, el doctor Cilveti recomienda iniciarnos en la técnica del mindfulness, con el objetivo de aprender a controlar mejor nuestra mente. “Practicar 10 o 15 minutos de mindfulness al día permite obtener resultados favorables en cinco días”.

Lea también: Herramientas psicológicas para sobrellevar el duelo familiar por coronavirus

Con información de: abc.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad