Los niños de la casa también pueden beneficiarse con las plantas medicinales. Solo se necesita saber elegir las más adecuadas y conocer la dosis que se debe administrar. Por lo general a los niños no les gusta ingerir infusiones de té con hierbas, aunque sean las más curativas.

Un dato importante que debes de saber es que a los niños de 10 y 14 años se recomienda una dosis de infusión menor a la que consume un adulto. Los niños de edades más pequeñas como de 5 a 10 años se debería tomar un tercio del té. Lo dicho anteriormente depende de la condición del niño, es decir, su peso o si al preparar la infusión es de la raíz o un extracto.

Uno de los problemas más comunes de los niños al darles hierbas, es que su gusto puede ser amargó o poco dulce. Por esta razón, recomendamos endulzarlos con edulcorante o miel.

Lea también: Diabetes y pérdida de visión, un mal que afecta a muchos

Las hierbas más eficaces son:

  • Equinácea

Sirve para: antialergena, antimicrobiana, antiinflamatoria y estimula el sistema inmunológico.

Imagen referencial
  • Manzanilla

Sirve para: carminativa, calmante, descongestiva, tónica, antibacteriana y antiséptica.

  • Anís verde

Sirve para: Carminativo, antiespasmódico, actúa sobre el aparato digestivo y sistema nervioso.

Imagen referencial
  • Tomillo

Sirve para: antiséptico, antimicrobiana y antiviral, es también carminativo, antiespasmódico, expectorante y un tónico estimulante. Actúa sobre el aparato digestivo, el respiratorio y el sistema neurovegetariano.

  • Valeriana

Sirve para: tónica, sedante, antiespasmódica y carminativa, actúa sobre el sistema nervioso central.

  • Capuchina

Sirve para: balsámica, antibiótico y laxante suave.

Imagen referencial
  • Caléndula

Sirve para: antimicrobiana, antiespasmódica, estimulante, depurativa, diurética, laxante, cicatrizante y antiinflamatorio.

Lea también: Las infusiones de hierbas y los bebés

Con información de: https://www.bioguia.com/

Comenta y se parte de nuestra comunidad