Foto Referencial

«No es fácil tener un bebé en Venezuela en este momento.  El sistema público tiene carencias de insumos y las embarazadas tienen que comprarlos, para poder ser atendidas sobre todo cuando el parto es por cesárea», así lo asegura la Dra. Lérida González, médico ginecobstetra, sobre los riesgos de dar a luz en el país.

La especialista sostiene algunas de las embarazadas, logran pese a las dificultades, tener un estado de gravidez normal, pero en otras el problema se presenta cuando por falta de controles ginecobstetras sufren de preeclampsia, infección durante embarazo, diabetes gestacional o necesitan una cesárea por pelvis angosta. 

Afirma la Dra. González, que en muchas ocasiones las embarazadas no consiguen los antibióticos para el parto o los materiales para dar a luz

Foto Referencial

Lea también:Buena convivencia en cuarentena depende de estar bien consigo mismo

Retroceso en procedimientos médicos

«Tenemos historiales de suturas que no se usaban y esto aumenta el riesgo de infección sobre todo el de orina, la cual coloca es riesgo porque puede pasar al feto y cuando nace el bebé puede infectarse, teniendo que pasarlo a observación y a terapia y en consecuencia por falta de material ha aumentado la morbimortalidad neonatal, fetal y también de la madre», alerta ginecobstetra. 

Lamenta la Dra. González que la malnutrición es otro factor negativo en las pacientes para dar a luz en Venezuela, aunado al alto costo cuando se consiguen en farmacias  medicamentos esenciales para el parto. 

Foto Referencial

«Las pacientes antes de dar a luz dicen que no cumplieron con el tratamiento del embarazo. A veces compraron una caja para 3 días si presentaron infección de orina, y si esto no se soluciona aumentará la morbilidad durante cesárea, por lo que se utiliza un medicamento para provocar el parto y disminuir la hemorragia postparto«, explica la Dra. González. 

Falta de controles ginecoobstetricos

Considera la médico obstetra que el mal control del embarazo en Venezuela, complica el momento del parto, que con un tratamiento previo debió corregirse antes. 

Aunque la Dra. González ve con optimismo, que en el último período ha mejorado levemente la situación para muchas embarazadas y lo atribuye a la dolarización implícita en Venezuela, permitiéndoles a las futuras madres tener mayor acceso a algunos insumos y medicamentos. 

Foto Referencial

Finalmente, la especialista en ginecobstetricia cuestiona que el ecosonograma del hospital público donde trabaja, tenga más de 4 años dañados.

«Estamos trabajando como si se estuviese en rural (servicio obligatorio de salud), a pesar de los múltiples requerimientos que hemos hecho. Se está desatendiendo a la madre y al hijo, quienes son los puntos de partida de la sociedad», acota la Dra. González. 

La Dra. Lérida González, médico ginecobstetra, coloca a la disposición su cuenta @gynaesthetic para ampliar detalles de este y otros temas de interés. 

Lea también: ¿Qué sabes sobre la copa menstrual?

Comenta y se parte de nuestra comunidad