Foto Referencial

La permeabilidad intestinal es una alteración de la pared del intestino delgado, que hace que sustancias y microorganismos pasan esta barrera y llegan al torrente sanguíneo.

Aunque tiene múltiples factores en diversas patologías, las más conocidas que se le atribuyen a la permeabilidad intestinal son dolor de cabeza, cansancio, diarrea, hinchazón abdominal, intolerancia alimentaria, dificultad para bajar de peso y dolor articular sin una causa aparente.

Esta capa protectora de la mucosa intestinal (enterocitos) está cubierta por un moco protector donde primero hay una capa de bacterias (la microbiota) y debajo una capa de inmunoglobulinas A, que sirven de protección y defensa. Los enterocitos están unidos entre sí por unas uniones intercelulares que son proteínas selectivas que permiten el paso de nutrientes entre dos enterocitos de manera selectiva, no dejando pasar moléculas que tengan un tamaño mayor de 50 Armstrong. Hay nutrientes y minerales que pueden pasar a través de los enterocitos.

Foto Referencial

Lea también: ¿Cómo se usan las hierbas medicinales?

Enterocitos afectados causan dolencias

Estas son las rutas de tránsito de sustancias transcelulares o paracelulares y seleccionan lo que pasa y lo que no al torrente sanguíneo. Si hay algo que afecta a estas uniones o enterocitos, sustancias indeseables como metales pesados, toxinas, bacterias, virus y aditivos alimentarios, pueden pasar al torrente sanguíneo. Dependiendo del sistema al que hayan llegado estas sustancias indeseables (nervioso, hormonal, inmunitario, articular, etc) el paciente puede sufrir diferentes síntomas de la permeabilidad intestinal.

Otra causa no patológica causante de la permeabilidad intestinal, es el estrés propio de la vida moderna, que provoca inflamación en la mucosa intestinal, por una dieta inadecuada, falta de sueño, entre otros motivos.

Aunque entre las causas de la permeabilidad intestinal, también están patologías propias de la pared intestinal, como son úlceras, enfermedad celíaca, inflamatoria intestinal, gastritis, intolerancias alimentarias e intestino irritable, entre otras.

Foto Referencial

Para combatir la permeabilidad intestinal el paciente debe tratar de reducir el estrés, hacer ejercicio físico, beber mucho agua para que actúe como depurativo, mejorar la higiene del sueño y alimentarse saludablemente para fortalecer el sistema inmunológico.

  • Alimentos que mejoran la permeabilidad intestinal:
  • Prebióticos naturales: yogurt y kéfir
  • Productos ricos en zinc: chocolate negro, ostras, pipas de calabaza y cacahuete

Alimentos con altos niveles de aminoácidos no esenciales como L-Glutamina y L-Arginina: pollo, pavo, carne magra de cerdo, espinacas, frutos secos y quesos frescos. También están presentes en la ternera, mariscos, almendras, lechuga, pepino, cebolla, ajo, espárragos y cordero.

Se debe evitar el café, té, bebidas alcohólicas y gaseosas y medicamentos que afectan a la mucosa intestinal, como los antiinflamatorios no esteroideos (AINE´S) y paracetamol.

Lea también: Síntomas del hipotiroidismo

Con información de: www.cmed.es

Comenta y se parte de nuestra comunidad