Foto Referencial

Múltiples son las causas del hormigueo en las manos y brazos, que no es más que la compresión de los nervios de esta región, ante la presencia de problemas circulatorios, procesos inflamatorios, abuso de bebidas alcohólicas, así como enfermedades más serias como la diabetes, un accidente cerebrovascular, la esclerosis múltiple o un infarto.

Cualquier alteración por más pequeña que sea puede afectar las terminaciones nerviosas de las manos, por ser muy delicadas y sensibles a los estímulos, provocando el surgimiento de hormigueo o entumecimiento.

Foto Referencial

Lea también: Cargas de estrés superan capacidad de resistencia (+ video)

Causas más frecuente de hormigueo

Alguna de las causas más frecuentes de hormigueo o entumecimiento en las manos y en los brazos son: 

  • Migraña: en muchas personas, la migraña puede ser precedida por síntomas sensitivos llamados aura, que incluyen hormigueos en las manos, brazos, piernas o boca.
  • Accidente Cerebro Vascular: aunque sea una situación más rara, uno de los primeros síntomas del ACV es la sensación de hormigueo en un brazo o en la mano
  • Esclerosis múltiple: algunos síntomas incluyen pérdida de fuerza, cansancio excesivo, fallas de memoria y hormigueo en varias partes del cuerpo.
  • Síndrome del túnel carpiano: es la principal causa de hormigueo en las manos y ocurre cuando el nervio medio que enerva la palma de la mano queda atrapado en la región del puño.
  • Deficiencia de vitaminas: principalmente las vitaminas B12, B6, B1 o E, puede provocar alteraciones en los nervios que cursan con hormigueos en diversas partes del cuerpo y cambios en la sensibilidad.
  • Infarto: el hormigueo o el entumecimiento en el brazo izquierdo, y ocasionalmente en el brazo derecho, puede ser un síntoma de infarto, principalmente cuando empeora al realizar esfuerzos o está acompañado de otros síntomas como dolor en el pecho, falta de aire, malestar o sudor frío.
Foto Referencial

En cualquiera de los casos, si el hormigueo es intenso, demora muchos días en desaparecer o si surge asociado a otros síntomas como cansancio excesivo, dolor en el pecho o dificultad para hablar, se debe acudir al médico.

El médico analizará los síntomas que presenta el paciente, para comprobar la patología de base que provoca el hormigueo en las manos y brazos, cuándo surgen, con qué frecuencia e intensidad.

Por lo que de acuerdo al diagnóstico médico, el profesional de la salud, recetará el tratamiento adecuado por la causa del hormigueo, siendo los más factibles: ejercicios para aumentar la circulación sanguínea; mantenerse o alcanzar el peso ideal; realizar sesiones de fisioterapia, en caso de compromiso musculo-esquelético o neuromotor y/o; el uso de medicamentos, en caso de infecciones o enfermedades autoinmunes, por ejemplo.

Lea también: Posturas para aliviar el dolor de espalda

Comenta y se parte de nuestra comunidad