Foto Referencial

Acostarse 30 minutos boca abajo o lo que tolere la persona, inclusive pacientes en cuidados intensivos, si tienen aparataje, ayudará a dar oxígeno a los pulmones y la sangre, mejorando la capacidad respiratoria. 

Es la principal recomendación que da la fisioterapeuta y master en osteopatía, Josym Sivoli, como alternativa de protocolo de tratamiento domiciliario para mantener la capacidad respiratoria en pacientes con enfermedades que generen afectaciones como el covid-19.

En este sentido, la especialista explica que ante la imposibilidad de los profesionales de la fisioterapia de no poder tener contacto directo con los pacientes, para evitar contagios de coronavirus, han tenido que explicarles cómo realizarse automasajes y técnicas sencillas y eficaces en casa para que mantengan la capacidad respiratoria que pudiese agravarse por secreciones (moco) o por no hacer cambios en las posturas. 

Foto Referencia

Lea también: Ozonoterapia reduce carga viral de COVID-19

Ejercicio físico de baja intensidad 

También recomienda la fisioterapeuta, a quienes tengan alguna afección respiratoria mantenerse activos, pero evitando la fatiga, «en la tabla del dolor del 0 es que no te mueves y es 10 imposible. Por eso debe realizarse algún ejercicio aeróbico por media hora que sea tolerable en una medida de 5». 

En el caso de los asmáticos, dice Sivoli, la persona debe  alarmas probar su capacidad pulmonar, experimentando con el aumento de cantidad de respiraciones por minuto, y «si se marcan los músculos del cuello, las uñas se ponen moradas, y sobre todo lo más de fácil de evaluar: si no puede caminar 100 metros horizontal sin fatigarse es una señal de alarma para ir al hospital, para descartar que no sea covid-19», detalla la fisioterapeuta. 

Recomienda Sivoli a las personas con afecciones respiratorias hacer ejercicios diafragmáticos-abdominales, sentados, de pie o acostados, con la intención de relajar este músculo principal de la respiración, que por problemas musculares muchas veces está decaído, pudiendo presentarse disnea (falta de aire), por lo que puede ser practicado un automasaje en las distintas plataformas digitales y así mejorar la capacidad respiratoria.

Foto Referencial

Deportistas no necesitan ejercicios especiales 

Por otro lado, afirma que si la persona es sana y practica alguna disciplina deportiva constantemente, y no tiene señal de dolor de cuello, ni en la zona central de diafragma, es suficiente con el ejercicio físico, pero recomienda las personas sedentarias, hacer los entrenamientos del diafragma al menos tres veces a la semana. 

La fisioterapeuta y master en osteopatía, Josym Sivoli, coloca a disposición su cuenta @josymsivoli tanto para Instagram como Facebook, para ampliar detalles de este y otros temas de interés, así como una guía de prácticos ejercicios de automasajes en casa para mejorar la capacidad respiratoria.

Foto Referencial

Lea también: Mito: mascarilla evita contagio del covid-19

Comenta y se parte de nuestra comunidad