Foto Referencial

La inteligencia emocional suele asociarse que solamente se percibe durante la infancia, pero también es el poder relacionarse de forma adaptativa con los demás y cómo esto repercute muy positivamente en diferentes ámbitos de la vida, tanto en el familiar y como laboral.

Para lograr la inteligencia emocional, existen juegos para adultos, dinámicos y divertidos que ayudan a adquirir un profundo autoconocimiento emocional.

A continuación te dejamos una lista de los principales juegos de inteligencia emocional que puedes hacer con tu grupo laboral:

Foto Referencial

Lea también: Qué es la hipnosis y cómo nos beneficia

Los atributos

El objetivo de este juego es hacer ver que las múltiples cualidades de los integrantes de un grupo suponen ventajas para el mismo en su conjunto. 

  • Lugar: oficina
  • Materiales: no se necesitan materiales, aunque, sí se quiere, se pueden usar papeles y bolígrafos para ir apuntando lo que se vaya diciendo. 
  • Participantes: 15 a 20 personas 
  • Duración: 30 minutos
  • Dinámica: se le pedirá a los participantes que destaquen dos o tres cualidades del resto. Por ejemplo, si se hace en una oficina, se pedirá que se digan cualidades de los compañeros y del jefe. Siempre cuidadosos con lo que se dice, para evitar perder el empleo.

Campeón o zoquete

El objetivo de este juego es resaltar el impacto que tiene el líder o jefe en la aparición de determinadas emociones, tanto positivas como negativas, en sus subordinados, potenciando tanto el autoconocimiento de los trabajadores como las relaciones sociales entre ellos.

  • Lugar: oficina
  • Materiales: papeles y bolígrafos
  • Participantes: 15 a 20 personas
  • Duración: 30 minutos
  • Dinámica: empleados ponen en un papel aquellos comportamientos de su jefe que les hicieron sentirse importantes, como pueden ser dar referencias positivas sobre el trabajador a otros directivos, informarles de una decisión empresarial, una palmadita en la espalda y decirles que habían hecho un buen trabajo. Cada trabajador expone sus casos y explica cómo se sintió, tanto para bien como para mal, cuando el jefe hizo lo que hizo. 
Foto Referencial

¡Tú vales!

El objetivo de este juego de inteligencia emocional es demostrar cómo la creencia de una persona sobre lo que es capaz de hacer otra persona influye en el rendimiento de esta segunda.

  • Lugar: oficina 
  • Materiales: folios, bolígrafos, algunas monedas y una cartulina con un círculo pintado en medio.
  • Participantes: 20 personas
  • Duración: 30 minutos
  • Dinámica: el encargado de la actividad pedirá que salgan dos voluntarios. Estos voluntarios saldrán de la sala o del lugar, mientras que se le explicará al resto del grupo el juego. Se dividirá el grupo en dos. En el grupo 1 se debe animar y motivar al primer voluntario, mientras que al segundo lo van a tratar de manera diferente. El grupo 2 actuará de forma neutra ante el primer voluntario, y tratar de desanimar al segundo. Entra el primer voluntario y se le pide que lance las monedas, intentando que entren en el círculo de la cartulina, que estará a unos dos metros de distancia. El segundo voluntario tendrá que hacer lo mismo. La idea es ver cómo los mensajes de motivación dichos por el grupo 1 al primer voluntario, y los de desánimo dichos al segundo voluntario por el grupo 2 influirán en el rendimiento de ambos, uno de forma positiva y el otro de forma negativa.

Lea también: Suiza flexibilizará el confinamiento por el COVID-19 a partir de mayo

Con información: www.psicologiaymente.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad