Foto Referencial

«Las mujeres y hombres, somos diferentes fisiológicamente. Si hacemos ayuno intermitente de modo inadecuado perdemos masa muscular, nos dará osteoporosis, pérdida de colágeno y esto no se recupera después de los 35 años de edad», así lo asegura la Dra. Margarita Botero, médico especialista en antienvejecimiento, sobrepeso y obesidad. 

La especialista cuestiona que el ayuno intermitente se le esté dando mal uso por el auge que ha tomado,  siendo una herramienta de nutrición de alto valor fisiológico y metabólico, que «se está buscando por internet, lo hacen los influencers, en redes sociales, el vecino y se le está haciendo mucho daño a los pacientes», dice la Dra. Botero. 

Explica la especialista en medicina antienvejecimiento, que el ayuno intermitente es un bioritmo que funciona metabólica y hormonalmente, debido que en el día funcionan ciertas hormonas y en la noche otras, «esto funciona igual que cuando la era paleolítica«, indica la Dra. Botero.

View this post on Instagram

Hoy conversé en mi programa radial #ATuSaludLaRevista con la Dra. Margarita Botero (@DraBotero) sobre el #AyunoIntermitente y el metabolismo. Aclaramos muchas inquietudes al respecto: ¿En qué consiste? ¿Cómo beneficia o perjudica el metabolismo? ¿Cuáles son sus usos? ¿Quiénes deben o pueden realizarlo? ¿Por cuánto tiempo debe o puede realizarse? ¿Cómo puede perjudicarnos si se mal aplica esta herramienta medica? … entre otros aspectos que generan inquietud sobre lo que representa el #ayuno. Lo primero que aclaró fue el término “INTERMITENTE o INTERMITENCIA, es decir, el ayuno no debe ser permanente y su implementación va a depender del sexo, de las patologías de base, en el caso de tenerlas y de los objetivos que se deseen lograr. NO todos pueden hacer ayuno. Además, no se trata de una herramienta que se pueda convertir en un ESTILO DE VIDA ni mucho menos en algo PERMANENTE. Y otro aspecto más importante aún, es que debe realizarse por todo lo anterior, de la mano de un especialista, con experiencia terapéutica en su aplicación. Es bueno saber también, que a los períodos de ayuno a menudo se le consideraban como etapas de “limpiezas”, “desintoxicaciones” o “depuraciones”, porque precisamente significa abstenerse de comer durante un lapso determinado de tiempo por razones de salud. Este período de abstinencia de comida, por decirlo de una manera simple, porque en el fondo es metabólicamente y hormonalmente más complejo, dará lugar a una limpieza de toxinas en los sistemas del cuerpo que los rejuvenecerá. Se puede lograr con su aplicación asistidos de una estricta guía profesional: perder peso y grasa corporal, bajar los niveles de insulina y azúcar, paliar la diabetes tipo 2, mejorar la concentración, aumentar la energía, subir la producción de la hormona de crecimiento, bajar el colesterol en sangre, reducir la inflamación y promover la limpieza celular al estimular la autofagia, entre otros beneficios. Consulten y no lo haga siguiendo la recomendación de alguien que usa las redes sin la conciencia que generalizar puede resultar perjudicial para la salud de un ser humano. . #ATuSalud #Obesidad #Sobrepeso #MariaLauraGarcia

A post shared by Maria Laura Garcia (@atusalud) on

Lea también: Dolor de cabeza: Síntoma de alerta del coronavirus

Bioritmo metabólico y hormonal 

Señala que en la actualidad el funcionamiento de las personas ha cambiado por las culturas, comidas chatarra, mal dormir y la iluminación en las ciudades que impiden la producción de melatonina, en la glándula pineal,  «no producimos la hormona del crecimiento para el desarrollo de la masa muscular, también hay sobrepeso y osteoporosis«, afirma la especialista en medicina antienvejecimiento. 

Detalla la Dra. Botero que el organismo cumple su función metabólica a las 5:00 AM, cuando la persona se despierta y el páncreas que produce insulina entre 5 y 6 unidades de insulina, es «el carrito que recoge el azúcar de la sangre, hace hipoglicemia, que nos dice es hora de levantarte. El hombre paleolítico salía a caminar, a cazar, pasaba 4 o 5 horas buscando la comida, cocinaba y empezaba el bioritmo de producción de hormonas relacionado con la luz y oscuridad». 

Asimismo, precisa la especialista en medicina antienvejecimiento, que en las mañanas tenemos cortisol, adrenalina y noradrenalina que manejan el sistema nervioso simpático, además de testosterona, hormonas tiroideas, que nos dan vitalidad y la dopamina, «todo esto hace foco cognitivo y neurológico. Toda la capacidad funcional de la glucosa, que es la energía para los músculos, para correr y buscar la presa como en el paleolítico«, destaca la Dra. Botero. 

Foto Referencial

Melatonina necesaria para desarrollo muscular 

En este sentido, la especialista en medicina antienvejecimiento, dice que por las noches se activa el sistema nervioso parasimpático, el cual produce serotonina, sensación de tranquilidad y la famosa melatonina por la glándula pineal, para reparar procesos endocrinos y fisiológicos que se pierden durante el día. 

«Ahora se está trasladando nuevamente el paleolítico a esta nueva era. Y desde 1974 hasta la actualidad, dos científicos ganaron el Premio Nobel de Medicina, por el ayuno intermitente, esto es ciencia, es una herramienta en el tapete siendo mal usada por pacientes», resalta la Dra. Botero. 

Agrega la especialista en medicina antienvejecimiento, que el ayuno intermitente es un modelo nutricional de la restricción calórica, que debe ser guiado por una pirámide alimenticia organizada por macros y micronutrientes, para activar la autofagia (proceso para deshacerse de proteínas dañadas) que funcionará para evitar enfermedades. 

Carbohidratos para formar músculos

Para que funcionen las herramientas nutricionales, destaca la Dra. Botero, es necesario la homeostasis, la ruta que activa y repara transmisores, la cual necesita carbohidratos, «las mujeres no formamos músculos porque no tenemos ni 10% de testosterona que tienen los hombres e igual les cuesta, por nuestros estrógenos y progesterona. Nuestro porcentaje de grasa es más grande, porque las caderas protegen el canal del parto cuando se tiene un bebé». 

Aclara la especialista en medicina antienvejecimiento que todos necesitamos consumir carbohidratos de bajo y medio índice glucémico, que nos permita activar la insulina y esta construir músculo, dándole herramientas  para que con los aminoácidos, se forme masa muscular después del desgaste. 

Foto Referencial

Entre las otras recomendaciones de la Dra. Botera, resalta que si una persona está buscando masa muscular, el ayuno intermitente no es la herramienta nutricional adecuada, porque está recomendado para pacientes con sobrepeso, con resistencia a la insulina, diabetes tipo 2, hipoparatiroidismo y enfermedades autoinmunes.

También pide que el ayuno intermitente se haga máximo una semana y media y si el paciente es de 35 años, con sobrepeso que jamás ha hecho ejercicio, tiene una vida sedentaria, sufre de mucho estrés, no debe hacerlo por más de 7 días, sino 3 días a la semana y otros dos días hacer cargas normales de 6 comidas con carbohidratos. 

Lea también: COVID-19: ¿Los niños deben usar tapabocas?

Comenta y se parte de nuestra comunidad