Foto Referencial

El ayuno intermitente es una estrategia nutricional que contempla la restricción absoluta de comida sólida y una ventana específica para alimentarnos, siendo el método más fácil el 16/8.

Es decir, por 16 horas habrá una restricción de ingesta de alimentos y en las próximas 8 horas, se realizarán 3 comidas al día, es «traer el modo de vida del hombre paleolítico a la actualidad», explica la Dra. Botero.

La especialista en medicina antienvejecimiento, precisa que la última comida del día para quienes practiquen ayuno intermitente será a las 8 de la noche, al despertar pueden tomar un café negro y hacer 1 hora 45 minutos de ejercicio aeróbico, luego se romperá la herramienta nutricional desayunando a las 12 del mediodía, de acuerdo a la pirámide alimenticia con micro y macronutrientes, incluidas proteína alto valor biológico, grasas saludables y luego en la tarde merienda 4 de la tarde bajo índice glucémico, luego cena proteína 8 de la noche y acompañada ensalada y vegetales.

View this post on Instagram

Hoy conversé en mi programa radial #ATuSaludLaRevista con la Dra. Margarita Botero (@DraBotero) sobre el #AyunoIntermitente y el metabolismo. Aclaramos muchas inquietudes al respecto: ¿En qué consiste? ¿Cómo beneficia o perjudica el metabolismo? ¿Cuáles son sus usos? ¿Quiénes deben o pueden realizarlo? ¿Por cuánto tiempo debe o puede realizarse? ¿Cómo puede perjudicarnos si se mal aplica esta herramienta medica? … entre otros aspectos que generan inquietud sobre lo que representa el #ayuno. Lo primero que aclaró fue el término “INTERMITENTE o INTERMITENCIA, es decir, el ayuno no debe ser permanente y su implementación va a depender del sexo, de las patologías de base, en el caso de tenerlas y de los objetivos que se deseen lograr. NO todos pueden hacer ayuno. Además, no se trata de una herramienta que se pueda convertir en un ESTILO DE VIDA ni mucho menos en algo PERMANENTE. Y otro aspecto más importante aún, es que debe realizarse por todo lo anterior, de la mano de un especialista, con experiencia terapéutica en su aplicación. Es bueno saber también, que a los períodos de ayuno a menudo se le consideraban como etapas de “limpiezas”, “desintoxicaciones” o “depuraciones”, porque precisamente significa abstenerse de comer durante un lapso determinado de tiempo por razones de salud. Este período de abstinencia de comida, por decirlo de una manera simple, porque en el fondo es metabólicamente y hormonalmente más complejo, dará lugar a una limpieza de toxinas en los sistemas del cuerpo que los rejuvenecerá. Se puede lograr con su aplicación asistidos de una estricta guía profesional: perder peso y grasa corporal, bajar los niveles de insulina y azúcar, paliar la diabetes tipo 2, mejorar la concentración, aumentar la energía, subir la producción de la hormona de crecimiento, bajar el colesterol en sangre, reducir la inflamación y promover la limpieza celular al estimular la autofagia, entre otros beneficios. Consulten y no lo haga siguiendo la recomendación de alguien que usa las redes sin la conciencia que generalizar puede resultar perjudicial para la salud de un ser humano. . #ATuSalud #Obesidad #Sobrepeso #MariaLauraGarcia #SaludFemenina

A post shared by Maria Laura Garcia (@atusalud) on

Lea también: Ayuno intermitente, una ciencia milenaria mal utilizada por la nueva era

Comenta y se parte de nuestra comunidad