Ya sabemos lo que implica una cuarentena, y es quedarnos en casa. Pero no es solamente eso: la coyuntura de la pandemia por COVID-19 y el aislamiento social conllevan un nivel importante de dudas y miedo, de cambios en la rutina y preocupación.

Esta preocupación deriva en el malestar que puede significar el apetito sexual, como ya sabemos el deseo sexual también implica con que estemos de buen humor, seamos creativos y estemos bien con nosotros mismos.

Actualmente, los especialistas con inciden que, lo que puede suceder en nuestra sexualidad es distinto para cada uno, en todo esto la clave es no sentirse mal por si dejas de tener apetito sexual, eso puede cambiar con el tiempo y con la edad.

Lee también: ¿Cuánto debe durar el sexo?

Imagen referencial

El distanciamiento y los vínculos afectivos

El distanciamiento social es preventivo y obligatorio, por lo que a su vez modifica el modo en que nos vinculamos. Según los especialistas, hay una nueva necesidad de estar más cerca de las personas que queremos, nos gustan o nos interesan.

Por otro lado, hay vínculos que hasta ahora eran incipientes se están consolidando y fortaleciendo, mientras que hay otras parejas que se dieron cuenta que la convivencia no es lo que ellos pensaban, y eso esta bien, es normal.

Para quienes no están en una pareja formal, este momento es una búsqueda de conectar con el otro; las personas pueden atravesar épocas de mucha más abstinencia sexual durante esta cuarentena.

Y aún así hoy se vive más fuerte e intenso porque hay mayor anhelo de contacto.

Las relaciones que nacían a través de apps o redes sociales, que se basaban en conversaciones más superficiales, ahora mutan y las personas empiezan a compartir sus emociones.

Lea también: El sexo eleva la autoestima

Con información de: https://www.telam.com.ar/

Comenta y se parte de nuestra comunidad