autofagia
Foto Referencial

En el año 2016, el científico japonés Yoshinori Ohsumi, ganó el premio Nobel de Medicina, por su investigación sobre los mecanismos de la autofagia, que aunque es poco estudiado la industria de la salud y el bienestar lo han tildado como «la última moda».

La autofagia, no es más que un proceso regenerativo de nuestro cuerpo, vinculado con la pérdida de peso, la longevidad y una apariencia más joven, de allí que científicamente, su progreso contribuya a un mayor entendimiento sobre enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson o la demencia, además de contribuir a la prolongación de la esperanza de vida.

El Dr. David Rubinsztein, profesor de neurogenética molecular de la Universidad de Cambridge y miembro del Instituto de Investigación de la Demencia de Reino Unido, descubrió a través de su laboratorio que las proteínas forman «marañas» en las células nerviosas de las personas que tienen males como el Alzheimer o el Parkinson.

«Descubrimos que si activas la autofagia el cuerpo puede deshacerse rápidamente de esas proteínas y eso protege contra enfermedades neurodegenerativas como el Huntington, el Parkinson y distintas formas de demencia», asegura el  especialista en neurogenética molecular.

autofagia
Foto Referencial

Lea también: ¡Café con mantequilla! La bebida que te hará adelgazar

¿Comerse uno mismo?

Pero, ¿qué es la autofagia?, este proceso es reconocido por primera vez en 1960, pero su importancia fundamental se logró captar tras del trabajo de investigación de Ohsumi durante la década de 1990.

La palabra autofagia, derivada del griego, hace referencia a la idea de «comerse a uno mismo», que sería el mecanismo por el que las células de nuestro cuerpo se degradan y reciclan sus propios componentes.

Ese proceso provee a nuestro cuerpo de combustible para generar energía y le da los «bloques de construcción básicos» necesarios para la renovación celular, es así que la autofagia permite a las células deshacerse de proteínas dañadas y de orgánulos o organelos, que son las distintas estructuras contenidas en el citoplasma de una célula.

Foto Referencial

La autofagia y la pérdida rápida de peso

En este sentido, Naomi Whittel, una autodenominada «exploradora del bienestar», propone un programa de autofagia de 15 días que incluye ayunos de 16 horas tres veces a la semana, reducción de la ingesta de proteínas un día, comiendo hidratos de carbono a última hora de la jornada y haciendo periodos de ejercicio de gran intensidad.

«Algunas personas perdieron peso, hasta 3,1 kg en 15 días. Otros notaron una reducción de sus líneas de expresión, o vieron cambios en su presión sanguínea y mejorías en su masa muscular magra», resaltó Whittel sobre los beneficios de la autofagia.

Foto Referencial

Aunque, los especialistas coinciden que ayunar demasiado no es una buena idea y cualquiera que quiera hacer grandes cambios en su dieta o estilo de vida debe consultarlos antes con su médico.

Lea también: ¿Qué tan recomendable es la dieta Sirtfood?

Con información de: bbc.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad