Melanoma
Foto Referencial

El melanoma es un tipo de cáncer de piel frecuente, que afortunadamente cuando se diagnóstica en etapa temprana es curable en un alto porcentaje.

De modo, que el melanoma se desarrolla en las células llamadas melanocitos, las cuales se encuentran en la epidermis, es decir, en la capa externa de la piel, que está excesivamente expuesta a los rayos UV del sol o a las cámaras de bronceado.

Las personas de  mayores de piel blanca, sensibles al sol o quienes tengan mayores lunares, son quienes tienen más riesgo de padecer melanoma.

El melanoma es mucho menos frecuente que otros tipos de cánceres de piel. Pero el melanoma es más peligroso porque es mucho más probable que se propague a otras partes del cuerpo si no se descubre y se trata a tiempo.

Lea también: 89% de pacientes en remisión por cáncer pueden ser madres

Tipo de células

Existen tres tipos principales de células en esta capa:

Células escamosas: estas son células planas localizadas en la parte más superficial (externa) de la epidermis que se desprenden constantemente a medida que las nuevas células se forman en las capas más profundas.

Células basales: estas células están en la parte inferior de la epidermis, llamada capa de células basales. Estas células se dividen constantemente para reemplazar las células escamosas que se descaman de la superficie de la piel. A medida que estas células se desplazan hacia la epidermis se vuelven más planas, y con el tiempo se convierten en células escamosas.

Foto Referencial

Melanocitos: estas son las células que se pueden convertir en melanoma. Normalmente producen el pigmento marrón llamado melanina, lo que hace que la piel tenga un color moreno o bronceado. La melanina protege las capas más profundas de la piel contra los efectos nocivos del sol.

En este sentido, el Dr. Javier Soteldo, médico mastologo, explica que el melanoma es un cáncer silente, que puede aparecer como un lunar pero puede mandar células tumorales a cualquier parte del cuerpo

Para determinar si un lunar es cancerígeno o no, se debe aplicar la metodología del «ABCDE», dice el Dr. Soteldo:

  • Asimetría: ver el lunar en imagen tridimensional y pasar líneas, y determinar si sus dimensiones son desiguales
  • Bordes: en los bordes irregulares se generan mamelones, rectas, y si otras zonas del lunar son más anguladas.
  • Color: es totalmente heterogéneo y otras zonas más oscuras y pálidas
  • Dimensión: el lunes no debe ser mayor a 6 milímetros de diámetro
  • Evolución: si pica, sangra o alguna otra sintomatología que no se tenía

Cánceres de piel menos comunes

Otros cánceres de piel de tipo: no melanoma, son mucho menos comunes que los cánceres de células basales y escamosas, entre los que se encuentran:

Foto Referencial
  • Carcinoma de células de Merkel
  • Sarcoma de Kaposi
  • Linfoma cutáneo (piel)
  • Tumores de los anexos de la piel (tumores que se originan en los folículos pilosos o en las glándulas de la piel)
  • Varios tipos de sarcomas

Lea también: 1 de cada 5 mujeres sufre de síndrome de ovario poliquístico

Comenta y se parte de nuestra comunidad