Controla la hipertensión
Foto Referencial

La hipertensión arterial afecta a miles de millones de personas en el mundo y causa una gran cantidad de muertes anualmente, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). En Venezuela la realidad no es distinta. Y muy a pesar de las complicaciones de salud que genera este enemigo silente, como suelen denominarle los expertos, ya que es el principal factor detonante de las enfermedades cardiovasculares, es un trastorno que fácilmente podemos controlar si tan solo modificamos nuestro estilo de vida e incorporamos hábitos saludables que nos pueden llenar de bienestar.

Todos los 17 de mayo se celebra mundialmente el día de hipertensión arterial, por eso quiero compartirles información sobre cómo podemos mantenerla a raya de manera natural y con hábitos de vida saludables, entendiéndose que nuestra realidad hace complicado el conseguir los medicamentos, ya sea por escasez o costos. Cuidado, sé que en Venezuela es dramático el manejo de la hipertensión, pero en muchos países del mundo pudiera darse este mismo escenario, es decir, la existencia de gente con bajos recursos económicos que no tienen a mano las medicinas para su manejo terapéutico. Además, independientemente seamos hipertensos o no, los hábitos de vida deben ser los adecuados en todos, para poder evitar muchas patologías y vivir con bienestar.

Foto Referencial

Lea también: Dejar para después o postergar… ¿Cómo nos puede enfermar la procrastinación?

¿Qué hacer si soy hipertenso?

Si sueles tenerla disparada (alta) o descontrolada, sigue estos consejos para mantener tu presión arterial bajo control de una manera natural y proteger así tu corazón, más tu vida; pero adicionalmente evitarás o retrasarás la necesidad de tomar fármacos antihipertensivos

Tómate la tensión regularmente. Después de cierta edad y más si hay hipertensos en tu familia, mídete la tensión de vez en cuando, en una farmacia lo puedes hacer, para comprobar que tus niveles de presión arterial son normales. Llegados a este punto es bueno que sepas, por experiencia propia lo digo, pues así lo aprendí, que cada quien tiene unos niveles normales de tensión. Esto solo se logra determinar, tomándotela a la misma hora, una vez a la semana, por uno o dos meses. Hazlo preferiblemente en la mañana temprano antes de comenzar el agite. Por ejemplo, mi tensión normal es de 11-7 o 10-6; considerando que los expertos dicen que en muchos es 12-8; en mi caso, por consiguiente, una presión en esos niveles, se trataría de una tensión alta.

Despréndete de los kilos de más. Bajar de peso es uno de los cambios en el estilo de vida más eficaces para controlar la presión arterial. Generalmente la tensión aumenta cuando nuestro peso sube. Además, el sobrepeso también puede generarnos “apnea del sueño”, que también incrementa la presión arterial. También debes controlarte el diámetro de la cintura; más debes controlar los centímetros de tu circunferencia abdominal, porque la grasa abdominal también influye en la aparición de la hipertensión.

Hipertensión
Foto Referencial

Médico recomiendan adoptar una dieta estilo DASH (Dietary Approaches to Stop Hypertension). Para tener salud en general debes procúrate una alimentación que incorpore gran cantidad de cereales integrales, frutas y verduras; baja en grasas, que elimine por completo las grasas saturadas y la sal. En función de ello, mi recomendación es disminuir al máximo los alimentos procesados, en los cuales siempre hay un gran agregado de estos elementos tan perjudiciales.

No bebas alcohol. El alcohol puede ser bueno e igualmente malo para tu salud ya que, si bebes alcohol solo con mucha moderación, generalmente 1 bebida por día para las mujeres o 2 por día para los hombres, puedes reducir de forma importante tu presión arterial. Ahora bien, te aclaro que ese efecto protector se pierde si bebes demasiado alcohol y también puede reducir la eficacia de los medicamentos para la presión arterial.

Corta de raíz con el tabaco. Dejar de fumar ayuda a que la presión arterial vuelva a la normalidad y puede reducir el riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca.

Consume menos de 6 gramos de sal por día y sustituirla por otros condimentos. El efecto del consumo de sodio en la presión arterial varía entre un grupo de personas y otro; sin embargo, un menor consumo de sodio es ideal en la mayoría de los adultos. Para reducir la cantidad de sodio de tu dieta, acostúmbrate a leer las etiquetas de los alimentos y consume una menor cantidad de alimentos procesados, que la contienen sin tu saberlo. No agregues sal en tus comidas porque los alimentos per se la contienen.

Pon en forma tu corazón y practica ejercicios 5 veces por semana. Es importante ser constantes porque si dejas de hacer ejercicio, la presión arterial puede volver a subir. Entre algunos ejemplos de ejercicios aeróbicos que puedes intentar hacer para reducir la presión arterial están: caminar, trotar, andar en bicicleta, nadar o bailar. El entrenamiento con pesas también puede ayudarte a reducir la presión arterial. Habla con tu médico acerca de cómo elaborar un programa de ejercicios.

Ejercicios
Foto Referencial

Ingiere más alimentos con potasio y magnesio. El potasio puede reducir los efectos del sodio en la tensión arterial y las mejores fuentes son: las frutas y las verduras, en lugar de los suplementos. Pregúntale a tu médico sobre el nivel de potasio que es más adecuado para ti.

Disminuye el estrés, ya que, cuando éste es crónico puede dar lugar a una presión arterial alta. Identifica lo que te genera estrés y piensa cómo podrías eliminarlo o reducirlo. Enfócate en los problemas que puedes controlar y haz planes para resolverlos. Evita los factores desencadenantes del estrés como, por ejemplo, las personas que te provocan ansiedad, si es posible. Dedica tiempo a relajarte y hacer actividades que disfrutes.

Por último, reduce el consumo de cafeína. Aunque no son claros los efectos a largo plazo de la misma sobre la presión arterial, es posible que la presión arterial aumente levemente.

Espero que estas recomendaciones puedas adoptarlas para mantener a raya tu tensión arteria y mejorar tu calidad de vida en general.

Lea también: Perjuicios de las dietas de moda…

María Laura Garcia
Comenta y se parte de nuestra comunidad