Síndrome de Ovarios Poliquísticos
Foto Referencial

Con un 90% de efectividad para quedar embarazada, es la promesa de la medicina integrativa para las mujeres que desean quedar embarazadas y que padecen del síndrome de ovario poliquístico. 

Así lo asegura el Dr.Alberto Muhammad Wulff, médico internista y especialista en medicina integrativa, quien señala que el síndrome de ovario poliquístico se puede tratar  mediante de un tratamiento que va de 3 a 6 meses, el cual incluye ejercicios físico, inmunonutrición, endocrinonutrición, uso de adaptógenos y terapia molecular,  «para el restablecimiento de todo el sistema endocrino y hormonal». 

En este sentido, el Dr. Muhammad Wulff, resalta que el tratamiento para el síndrome de ovario poliquístico, consiste además en el  uso convencional de la metformina, «medicamento que mejora la resistencia a la insulina, acompañado del uso de los anticonceptivos orales. Se hacen tratamientos sintomáticos que no inducen la regulación hormonal, para lograr ciclos menstruales y todas las consecuencias que derivan del ovario poliquístico«, detalla el médico especialista en medicina integrativa. 

Lea también: 20 segundos se demora prueba de despistaje del coronavirus

Se desconoce origen del síndrome de ovario poliquístico

El síndrome de ovario poliquístico, es un problema hormonal presente en las mujeres que presentan períodos irregulares y que genera infertilidad. Se ha relacionado con la diabetes, problemas cardiovasculares e hipotiroidismo. 

Aunque se desconoce el origen del síndrome de ovario poliquístico, hay una corriente que opina que la epigenetica o el medioambiente influye en los genes, pero esto puede revertirse con los cambios en las emociones, estrés, alimentación y fortalecimiento del sistema inmunitario. 

El diagnóstico y tratamiento precoz pueden ayudar con los problemas hormonales e inmunes del síndrome de ovario poliquístico

Síndrome de Ovarios Poliquísticos
Foto Referencial

¿Qué son los adaptógenos? 

Son sustancias naturales que han demostrado ser seguras, para el mejoramiento de forma inespecífica los síntomas del estrés, ayudando al organismo a adaptarse a las circunstancias que pueden ocasionarlo, incidiendo positivamente en el rendimiento físico e intelectual. 

A nivel celular y molecular, los adaptógenos activan las vías de respuesta al estrés adaptativo, mejorando significativamente la atención, la capacidad de concentración y la resistencia a la fatiga, restaurando la energía contra las consecuencias físicas y emocionales del estrés.

Muchas plantas son agentes adaptógenos, entre ellas las más estudiadas son las raíces de: ginseng, eleuterococo, rodiola, witania o ashwagandha y los frutos y semillas de esquisandra. 

Lea también: ¿Cómo debes cuidarte después de una cesárea?

Comenta y se parte de nuestra comunidad