Taza de té
Foto Referencial

En Reino Unido durante siglos una taza de té ha sido la bebida predilecta para cualquier ocasión, y actualmente, el mundo ha ido adoptado esta tradición para relajarse, revitalizarse, refrescarse e incluso para compartir una charla, y en tiempos de pandemia sigue siendo una excelente opción.

De acuerdo al Panel Asesor del Té del Reino Unido, al menos 100 millones de tazas se beben diariamente en el Reino Unido, por lo que se podría decir que esta bebida forma parte de psique nacional. Para sus bebedores, una taza de té puede restaurar o mejorar cualquier situación.

Para nadie es un secreto que el consumo de té está creciendo en todo el mundo. Por ejemplo, Estados Unidos, es un país dominado por el consumo de café, sin embargo, cada vez son más los adeptos a una rica taza de té.

Gracias a dicho aumento, científicos han empezado a analizar el efecto positivo que puede brindar el té. Se conoce, que están investigando si realmente esta bebida contiene efectos relajantes o que simplemente proviene de un contexto de: preparar tu bebida, elegir tu taza favorita y sentarte a tomar un breve respiro del mundo. O quizás ambas cosas.

De acuerdo a investigaciones, tanto el té verde como el negro provienen de la misma planta. No obstante la manera en que se procesan son distintas, y pueden influir positivamente en nuestra salud mental.

Foto Referencial

Lea también: ¿Cómo adelgazar perdiendo grasa visceral?

Beneficios de una taza de té

Stefan Borgwardt, presidente y director del Departamento de Psiquiatría y Psicoterapia de la Universidad de Lübeck, Alemania, aseveró que beber té verde puede mejorar la función cerebral en personas sanas.

Un estudio realizado en 2014, confirmó que beber una taza de té verde puede conectar mejor “las regiones del cerebro asociadas con la memoria de trabajo”.

Por su parte, en 2017, más de 100 estudios encontraron que el té verde puede afectar al cerebro de tres maneras: influir en los síntomas psicopatológicos, como reducir la ansiedad; en la cognición, al beneficiar la memoria y la atención; y en la función cerebral, específicamente la memoria.

Dicha investigación concluyó en que sería deseable que más personas bebieran té verde, de esta manera se protegería la función neurocognitiva.

Foto Referencial

La unión de varios componentes

Lo que aún no está muy claro es qué cuáles son los compuestos que se encuentran en el té que son los causantes de estas mejorar para nuestro cerebro. Se conoce que antioxidantes como el galato de epigalocatequina (EGCG), L-teanin y un aminoácido que se encuentra en las hojas de té y la cafeína, con algunos de los compuestos más importantes.

Para Borgwardt, los beneficios de té se deben a la unión de varios componentes, sobre todo, los que están vinculados a la presencia de cafeína y L-teanina.

Foto Referencial

Investigadores surcoreanos descubrieron en 2018, que bebedores de té verde tenían por lo menos 21% menos de probabilidades de desarrollar alguna patología psiquiátrica como la depresión.

En ese sentido, Borgwardt agregó que estudios realizados en animales sugerían un cambio en la materia gris del cerebro, por lo que se podría decir que el té puede usarse para tratar enfermedades psiquiátricas como la depresión y la demencia, no obstante, se esperan más estudios para confirmar el hallazgo.

El té beneficia la salud física

Otras investigaciones también han señalado que el consumo de té guarda beneficios para la salud física, pues está relacionado con una vida larga, una presión arterial estable y un efecto eliminador de grasas poderoso.

El profesor asociado en el Departamento de Ciencias Alimentarias y Nutricionales de la Universidad de Reading, en el Reino Unido, Gunter Kuhnle, investigó los beneficios de los flavanoles, que se encuentran en el té, el cacao y algunas frutas.

Indicó que uno de los problemas a evaluar sobre los beneficios del té y sus compuestos beneficiosos es que los estudios informan los efectos, y estos suelen ser observacionales, es decir, dependen del autoinforme subjetivo y del impacto de cómo se preparan y consumen los alimentos.

“Necesitamos mejores datos para evaluar realmente los beneficios del té en nuestro bienestar mental y físico, con muchas diferencias en cómo se consume en diferentes países”, expresó Kuhnle.

Foto Referencial

Precisó que el té es una bebida típica de la clase trabajadora de Reino Unido, mientras que en Estados Unidos es una bebida asociada con una clase superior. Por lo tanto, los estudios en Estados Unidos pueden mostrar muchos más beneficios, pero podrían deberse a antecedentes socioeconómicos.

Sin embargo, con la excepción de los suplementos de té verde, que se han relacionado con el daño hepático, y el té caliente hirviendo, que se ha relacionado con el cáncer de esófago, no hay inconveniente real en una taza de té, dijo Kuhnle. Como alemán que vive en el Reino Unido, ha abrazado la tradición.

“Creo que la mayoría de las personas prosperan con los rituales. Es algo reconfortante. Si hay algo malo, entonces necesitas una taza de té”, concluyó.

Lea también: Recomendaciones para mejorar la calidad del sueño y trabajar mejor

Con información: cnnespanol.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad