Foto Referencial

Una alimentación equilibrada y sana fortalece el sistema inmune, por ello, llevar unos hábitos saludables, especialmente a la hora de las comidas y ser fuertes de voluntad para controlar el picoteo entre horas de la comida.

Mantener una dieta equilibrada no es simplemente un tema de calorías, sino que de la formación de distintos hábitos, que contemplan horarios adecuados, una buena hidratación, y la ingesta de variados alimentos en las porciones correctas.

La recomendación es evitar los alimentos precocinados y preparar platos naturales. Que destaquen el gran valor de las frutas y verduras, además de las legumbres, que además nos ayuden en nuestro día a día y más ahora en cuarentena.

cómo lavar las frutas y vegetales
Foto Referencial

Lea también: Cómo debe ser la dieta para diabéticos

¿Qué debemos hacer?

Consume al menos 4 raciones de frutas y verduras al día: estos alimentos aportan micronutrientes muy importantes para nuestro cuerpo, como fibra, vitaminas y minerales, los cuales son necesarios para llevar a cabo todas las funciones de nuestro cuerpo para conservar nuestra salud. Incorpóralas enteras y de preferencia crudas o, guisos, guarniciones, entre otras

Aprovecha todos los ingredientes que tengas en casa y trata de reducir los desperdicios. Cocinar al horno, plancha o al vapor son las mejores y más saludables maneras para comer. Así Son técnicas rápidas, sencillas y que no alteran de forma considerable las propiedades nutricionales de los alimentos. Por el contrario, evita fritos, rebozados o salsas muy calóricas.

Evitar el consumo de alimentos fritos: tal vez estos alimentos te parezcan muy apetecibles, sin embargo son muy dañinos, ya que las grasas que contienen están oxidadas, lo que puede contribuir a un incremento de altos niveles del colesterol malo.

Foto Referencial

La importancia de los horarios

Llevar una de alimentación respete los horarios es de gran relevancia, ya que se evitan periodos de hambre, que tienen como consecuencia un consumo de grandes cantidades de comida. La recomendación es asegurar cada tres o cuatro horas, en porciones que no sobrepasen los requerimientos de la persona. El consumir alimentos en los tiempos de comida recomendados mantiene trabajando de manera continua el metabolismo, lo que contribuye a un funcionamiento activo del organismo, por la utilización de calorías y nutrientes aportados, y sostiene así niveles estables de glicemia y colesterol.

Siempre agua

Los nutricionistas aconsejan beber agua, del grifo es una opción y así evitamos comprar demasiado. Pero desaconsejan los zumos y refrescos azucarados o edulcorados, así como bebidas alcohólicas.

Foto Referencial

Trata de evitar…

Principalmente de azúcares o grasas, cuyo aporte de nutrientes son nulos. Productos de pastelería, golosinas, bebidas azucaradas y frituras, entre otros. También es mejor evitar snacks salados: patatas fritas, mix de frutos secos fritos, con azúcares añadidos

Si no se respetan los horarios, el aporte calórico es excesivo, los “picoteos” son constantes y hay una selección inadecuada de los alimentos, se puede derivar en un estado de sobrepeso u obesidad.

Recomendaciones

Para establecer una alimentación sana y equilibrada, que favorezca un buen estado de salud los nutricionistas recomiendan:

  • Establecer horarios de alimentación, comiendo cada 3 a 4 horas y respetando los tiempos de comida desayuno – merienda – almuerzo- merienda–cena).
  • Seleccionar los alimentos a consumir. Mantener una dieta completa y suficiente, que contenga todos los grupos de alimentos y favorezca el consumo de frutas, verduras, carnes y lácteos bajos en grasa, leguminosas y cereales integrales.
  • Consumir cuatro porciones de frutas y dos de verduras al día, de distintos colores, por su contenido de vitaminas y fibra.
  • Consumir dos a tres veces por semana cárneos bajos en grasas. No incluir embutidos
  • Disminuir las porciones de cereales a ¾ de taza por tiempo de comida y seleccionar los que sean integrales.
Foto Refernecial
  • Evitar los picoteos e incluir un puño de frutos secos en las colaciones, por su contenido de ácidos grasos, minerales y fibras.
  • Incluir lácteos bajos en grasa en la alimentación, consumiendo tres porciones diarias
  • A la hora de cocinar alimentos, preferir métodos de cocción más saludables como preparaciones al vapor, plancha y horno. Evitar las frituras por su alto aporte calórico y falta de nutrientes.
  • Mantener adecuada ingesta de agua (6-8 vasos diarios), debido a que interviene en todos los procesos metabólicos del organismo.
  • Realizar actividad física mínimo 30 minutos, tres veces por semana.

Lea también: Recupera tu masa muscular tras el confinamiento con estos alimentos

Con información de: Okidiario.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad