Qué hay detrás de la postergación
Foto Referencial

Estamos aún en cuarentena…

Para bien o para mal seguimos en cuarentena, a nuestro modo, que es mejor no describirlo.

Al inicio de este periodo desconocido por todos hasta su inicio, es mucho lo que se ha dicho, desde las recomendaciones para vivirla bien y mejor hasta la invitación a no seguir ninguna recomendación. Nos hemos debatido y seguramente tocado los polos opuestos de esta experiencia.

Cosas de la cuarentena: Hoy si ordeno el cuarto

Mi lema dice: CAMBIA TU VIDA O DISFRUTA LA QUE VIVES, pero no te engañes más ni engañes a tu entorno. Ya no te digas más: “hoy si ordeno mi cuarto”, ¿sabes cuántos “hoy si” has sumado en todo este tiempo?

Luego no te quejes del del desorden, de no conseguir aquello que estás seguro de haber dejado en este o aquel lugar, no te quejes de los olores y cuando se levante la medida de cuarentena en tu área de desempeño y debas volver a tu rutina, no pidas un día más para ahora sí, ordenar tu cuarto.

Foto Referencial

Se honesto y di algo como esto: “soy una persona muy exitosa, siempre me digo que ordenare el cuarto mañana, y siempre lo logro”, en consecuencia disfruta tus logros, para eso los creas con tus acciones.

Lea también: Los juegos de la mente: versión COVID – 19 (VI)

Juegos mentales

¿Te das cuenta de que cada quien es responsable de lo que vive? ¿Te das cuenta que antes de hacer o no hacer piensas?

Sí, ya sé que el problema es que no nos damos cuenta muchas veces – incluyéndome – de la secuencia pensamiento – sentimiento – acción – resultado.

Y obviamente es esa mi invitación. Toma conciencia de lo que piensas, de lo que postergas.

Pregúntate para qué postergar, ¿cuál es el resultado qué vas a lograr?

Ahora piensa que has tenido días enteros para hacerlo y no lo has hecho.

Toma el control de tu mente, de tus pensamientos y por supuesto de tus acciones.

Foto Referencial

Un asunto de valores

Otro aspecto cognitivo del ser del que solemos no estar conscientes, son los valores. Estos son ideas, están en el pensamiento. Pero un valor es valor si y solo si, se expresa en acciones. Entonces, siguiendo el ejemplo, es obvio que el orden como valor no es parte de ti si no hay orden evidente en tu vida.

Los valores expresados en conductas, muestran que eso que hacemos y logramos es importante para nosotros. En consecuencia si no lo hacemos, es porque…, no es importante. Tal vez te estas diciendo cosas solo porque en tu contexto si es valioso, pero es obvio que para ti no lo es. Y ojo, los valores se aprenden en comunidad, pero al final la adhesión a ellos es personal. Es posible que en tu comunidad ordenar el cuarto es valioso, pero que tu lo digas es solo parte de la creación de un valor, pero lo que cierra el ciclo de creación y lo valida, es la acción, así que si no lo haces, no es valioso para ti.

Foto Referencial

Te repito: CAMBIA TU VIDA O DISFRUTA LA QUE VIVES

Recomendaciones

  • Presta atención a lo que piensas y escribe tus pensamientos relativos a acciones. Puede ser una lista de tareas de la semana o del día siguiente. Con tanta precisión como puedas
  • Coloca fecha de inicio y fin de esas acciones o tareas
  • Asígnales un valor. Amor, familia, dinero, pareja, hijos, limpieza, organización, trabajo, educación; alguno de estos o el que quieras que responda a tus pensamientos.
Foto Referencial
  • Haz seguimiento.
  • Marca aquello que logras.
  • Describe los efectos personales y sociales asociados y no esperados, por aquellas tareas logradas y las no logradas.
  • Pregúntate si eso te gusta.
  • Repite lo que te gusta y cambia lo que no…, es simple.

Nos vemos en la próxima entrega

Lea también: Los juegos de la mente: versión COVID – 19 (V)

Hernán Hernández

Doctor en Educación. Jefe de la cátedra de Psicología. Coach Neurolinguistico. Conferencista Internacional. Motivador. Radio & TV Host.

Instagram / Twitter:  @hernanjhernandez

Comenta y se parte de nuestra comunidad