Foto Referencial

Recientemente vi la serie «Unhortodox» y me pareció un ejemplo perfecto de transformación y empoderamiento. Esta trama muestra el camino de una mujer para ser fiel a sí misma. Si sientes un vacío en tu vida o no eres completamente feliz, tal vez este artículo te ayude a aclararte.

Unorthodox, una historia de empoderamiento

Te dejo aquí la promoción de esta corta serie que me encantó. Creo que es un excelente ejemplo de autoestima y empoderamiento. Está basada en una historia real y habla de una chica que ha crecido en una religión con muchas restricciones. Me pareció maravilloso cómo alguien que sólo ha recibido la misma información de afuera una y otra vez, se atreve a buscar lo que para ella era su camino. En la trama, la protagonista pasa por haber querido complacer a otros, por hacer lo que le decían debía hacer para encontrar la felicidad. Sin embargo, a pesar de todos sus esfuerzos, sentía un vacío que la llevó a buscar otras opciones.

Por supuesto que no te contaré la historia, te invito a verla, son sólo cuatro excelentes capítulos. Pero si te diré que me confirma que hay una sabiduría interior que nos guía. A pesar del mucho crédito que queramos darle a quienes amamos, a quienes representan la autoridad en nuestra vida, en definitiva, debemos oír el llamado de nuestro corazón si de verdad queremos ser felices. Eso es lo que yo llamo serte fiel.

Lea también: Reinventar nuestra relación con La Tierra

Para tener una vida plena debes serte fiel

Si bien lo que muestra esta serie, en mi opinión en un caso extremo, todos de alguna manera hemos experimentado el desconectarnos de nosotros y hacerle más caso a nuestros padres, que a lo que nuestro corazón nos dice.

Sin embargo, no importa cuánto nuestros padres quieran nuestro bien y nos enseñen lo que creen es mejor para nosotros. La verdad es que nuestra tarea, en la medida que vamos creciendo, es encontrar nuestro propio camino, lo que nos hace feliz.

De hecho, como terapeuta y en mis talleres, les refuerzo a mis estudiantes que parte del proceso de hacerse adultos es irse deslastrando de lo que nuestras figuras de autoridad nos enseñaron. Hay cosas que nos enseñaron y están vencidas o equivocadas. Hay otras maravillosas que claro que podemos conservar. Por eso, cada uno de nosotros debe elegir con consciencia ¿en qué quiero creer? y ¿cómo quiero vivir mi vida?

Claro este es un proceso que tiene sus desafíos, porque serte fiel tiene un costo. Requiere que tengas la valentía para salir de lo conocido. También en necesario deshacerse de la necesidad de aprobación de aquellos a quienes amamos. Y finalmente requiere que conscientemente hagamos un corte con esa lealtad familiar que guardamos dentro de nosotros, en lo más profundo de nuestra psique.

Foto Referencial

Salir de nuestras limitaciones

Lo que aprendimos de nuestras familias y de nuestra sociedad con frecuencia nos limita. Si bien pudo haber amor y buenas intenciones, los «no puedo» que se han transmitido de generación en generación y los «debo hacerlo» en muchos casos se convierten en barrotes de una cárcel imaginaria, la prisión de nuestras limitaciones.

Te doy un ejemplo: si naciste en un hogar donde habían dificultades financieras, pudiste aprender de escasez, de lucha, de que todo cuesta mucho. Eso es sólo parte de una realidad. Para otras personas, la vida es fluida, apoya sus sueños y el éxito es algo posible y alcanzable. Esto no sólo tiene que ver con que se tenga dinero o no. Tiene que ver el sistema de creencias que ha desarrollado y que hace que sintonice con experiencias y personas que concuerdan con su forma de pensar.

Por eso, en ese proceso de convertirnos en adultos y ser nuestra propia autoridad, hay trabajo por hacer de soltar viejos y vencidos paradigmas. En el ejemplo anterior, es preciso transformar ese viejo pensamiento de: «la vida es una lucha» por otro como: «para mí la vida es fácil«. E ir así, una a una limpiando esas creencias que sólo son un ancla que nos impiden avanzar hacia una vida feliz.

Foto Referencial

La plenitud te espera si decides serte fiel

El resultado de seguir los anhelos de tu corazón es la felicidad. Esa rica sensación de que en tu vida todo encaja, que está bien ser tú y que tienes el derecho de elegir lo que te hace bien. Por una parte, necesitas un poco de autoestima para iniciar el proceso. Por otro, en la medida en que te dices sí, atendiendo a lo que anhelas, tu sentido de amor propio crece. Así que es como un círculo que se va auto-alimentando y aumentando así tu deseo de cada vez ser más fiel a esos llamados de tu alma.

Con esto no quiero decirte que no hay desafíos y que a veces tienes que enfrentar temores. Pero sin lugar a dudas, vivir la vida que quieres, bien vale que atravieses algunos obstáculos. Al final, la única persona con la que irás a la cama todas las noches y amanecerás todas las mañanas es contigo. Así que debes asegurarte de que haces todo para que la persona a quien miras cuando te pones frente al espejo sea totalmente feliz. Está en tus manos, así que ¡vamos! atrévete a serte fiel.

Lea también: Beneficios de la Inteligencia Emocional

Carla Acebey-
Comenta y se parte de nuestra comunidad