ozonoterapia contra el covid-19
Foto Referencial

El uso del ozono es más común de lo que se cree, pues se viene aplicando desde hace mucho tiempo como desinfectante, pese que en algunos países sus autoridades han dicho que el ozono no se ha aprobado del todo, por lo menos en Europa. 

A diferencia del cloro y otras sustancias jabonosas, no se ha podido determinar la efectividad del ozono en la eliminación del covid-19, pero hay empresas que desde hace años limpian sus oficinas con aparatos de ozonoterapia

Es por ello que ha surgido la duda en cuanto a la eficacia del ozono en concentraciones bajas, que impide garantizar se elimine las partículas del coronavirus, y en consecuencia tampoco se puede usar en altas concentraciones porque puede llegar a ser peligroso.

De momento, algunos ciudadanos han utilizado ozono para desinfectar como alternativa a la lejía, por ser esta situación mejor agradable al olor, pero desconocen sus efectos dañinos según algunas teorías que señalan al ozono como eficaz para eliminar el covid-19 y tener un establecimiento limpio.

Por su parte, la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas,  establece esta sustancia como peligrosa cuando se usa en la presencia de personas, dado que puede provocar infecciones por vía respiratoria, irritación de piel, daño ocular, entre otros.

Foto Referencial

Lea también: Dos metros de distancia no será suficiente para prevenir la infección por COVID-19

¿Qué es la ozonoterapia? 

La ozonoterapia es una técnica médica que utiliza el ozono como agente terapéutico en un gran número de patologías. Es netamente natural, con pocas contraindicaciones y efectos secundarios mínimos, siempre que se realice correctamente. 

El uso de la ozonoterapia se remonta a la primera Guerra Mundial, donde fue utilizado como antiséptico local para tratar heridas de guerra. Posteriormente, se extendió por todo el mundo, aumentando las indicaciones. 

Foto Referencial

Beneficios de la ozonoterapia

  • Antifúngico, antivírico, antibactericida: produce peróxido, una sustancia que destruye a los virus y bacterias y a las cándidas.
  • Detoxificante del hígado: hace que se liberen a nivel celular los tóxicos del órgano.
  • Antitumoral: las células cancerígenas están adaptadas en un medio sin oxígeno, tienen un sistema metabólico donde no hay oxígeno, y con una carga de oxígeno extra encuentran un freno a la multiplicación de las mismas. 
  • Favorece la circulación: aumenta la elasticidad a nivel de glóbulos rojos permitiendo que lleguen a la microcirculación, donde hay hipoxia o gangrena. 

Lea también: AUDIO: Inteligencia emocional para sobrellevar ansiedad por el coronavirus

Con información de: www.okdiario.com y www.infosalus.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad