Foto Referencial

«La familia no es escuela», asegura Abel Saraiba, psicólogo, psicoanálista y coordinador adjunto de Centros Comunitarios de Aprendizaje (Cecodap), quien recomienda a los padres evitar sentirse incapacitados porque una tarea asignada sobrepase la capacidad para enseñar al niño, y pide plantearlo al maestro.

El especialista en psicología indica que la escolaridad desde casa es una tarea difícil, por las responsabilidades propias del hogar, y el desafío que representa que la casa sea una especie de escuela.

«Los colegios están enviando mucho contenido, y hay tensión en casa, pero no se debe transformar la tarea en guerra, porque habrá un ambiente hostil, lo mejor es posponerla», sugiere el psicólogo.

View this post on Instagram

Hoy hablamos en radio con, Abel Saraiba (@AbelSaraiba), Psicólogo y Psicoanalista, Coordinador adjunto de @Cecodap, sobre las “Herramientas que pueden ayudarán a los padres a tener destreza y mucha paciencia para guiar a sus hijos en la realización de las tareas durante esta cuarentena. Sus recomendaciones: 1. Entender que la casa no es la escuela: hay un gran número de distractores y condiciones que no existen en el aula. Los padres no son maestros y aún para aquellos que lo son, no es sencillo serlo para sus hijos. Es vital aceptar que habrá condiciones más adversas que tendrán que sortear para mantener una atención sostenida. 2. Nadie puede dar lo que no tiene: si hay algo que me ha hecho perder la paciencia, si me siento estresado o tenso puede que convenga mejor aplazar la realización de una tarea. Es mucho mejor preservar el vínculo y la relación con nuestro hijo que lograr una tarea a cualquier costo; menos aún si para lograrla debemos usar la violencia. No pasa nada si la obligación sufre una pequeña demora. 3. Conocer el momento del desarrollo de nuestro hijo: es fundamental conocer en qué momento de su evolución está nuestro hijo, para saber qué esperar de él. Nuestras expectativas muchas veces nos juegan en contra y queremos resultados que nuestros hijos no pueden alcanzar en ese momento de sus vidas. Puedo investigar sobre el tema y consultar con otros padres, a fin de identificar si las dificultades que observo son solo de mis hijos o son quizá parte del momento y de la edad 4. Recordar que las tareas son de nuestros hijos: si obtienen una calificación baja o si no desean realizarla no debemos asumirlo como una derrota personal o como un cuestionamiento a quienes somos como padres. Muchas veces vemos una preocupación adicional en padres que asumen la tarea de sus hijos con mayor presión que sus propios hijos, por lo que la realización se vuelve una batalla, muchos inclusive terminan realizándola por sus hijos. Cada Niño vive un proceso diferente. Escucha mi programa de radio, #ATuSaludLaRevista, de lunes a viernes, de 9 a 11am, por la @LaRomantica 889 en Caracas, en www.laromantica889.fm y en las emisoras del interior del #CircuitoRomantico.

A post shared by Maria Laura Garcia (@atusalud) on

Comenta y se parte de nuestra comunidad