Foto Referencial

Es probable que alguna vez viéndote al espejo, hayas visto tu cutis sin su brillo natural y que a simple vista se vean impurezas como los puntos negros.

Lo normal es que la piel secrete líquidos grasos, pero es necesario removerlos constantemente de modo adecuado, para que exista buena limpieza facial, debido que las bacterias entran en contacto con la piel del rostro y se produce una infección, produciendo los desagradables puntos negros.

A continuación te dejamos una práctica receta para que hagas tu propio tónico natural con tan solo dos elementos:

INGREDIENTES:

  • 1 tomate mediano maduro
  • 20 gramos de glicerina
Foto Referencial

PREPARACIÓN:

Corta el tomate en pequeños cuadros, luego tritúralo para sacarle el zumo. Después cuélalo con una gasa o tela limpia y reserva en una taza.

Agrega la glicerina y remueve hasta obtener una mezcla homogénea, tapa y deja reposa en la nevera por 15 minutos para ser usada.

Con la cara limpia, se empapa el tónico en una mota de algodón y se pasa por todo el cutis. Deja actuar durante 15 minutos y lava con abundante agua tibia.

El tratamiento debe aplicarse todos los días, antes de acostarse hasta que hasta obtener resultados.

Lea también: Cejas perfectas en dos pasos

¿Qué es la glicerina?

La glicerina (glicerol) es un líquido que se encuentra en todos los tipos de aceites, así como en grasas animales o vegetales, siempre y cuando estas estén asociadas a otros ácidos grasos, como puede ser, el oleico o esteárico.

Es untoso al tacto, incoloro. Además un lípido muy higroscópico, es decir, tiene la capacidad de absorber la humedad presente en el medio ambiente que lo rodea.

Propiedades y usos

La glicerina es un agente deshidratante osmótico, que contiene propiedades higroscópicas y lubricantes. También se caracteriza por tener una acción antiinflamatoria local y tópica. Además, es un buen disolvente de sustancias orgánicas y minerales.

Foto Referencial

El glicerol puede ser utilizado en diversos productos alimenticios con diferentes propósitos. Es un precursor para la síntesis de triglicéridos y fosfolípidos en el hígado y el tejido adiposo. Cuando el cuerpo utiliza la grasa almacenada para la energía, glicerol y ácidos grasos se liberan en el torrente sanguíneo.

La glicerina se utiliza para la fabricación de productos cosméticos, sobre todo en la industria jabonera.

En el área médica se usa en las composiciones de medicamentos, a modo de jarabes, cremas, entre otros elementos.

Para la fabricación de distintos productos sobretodo en la preparación de tés, cafés y otros extractos vegetales, así como la elaboración de bebidas refrescantes, donde se añade como aditivo para aumentar la calidad.

Lea también: ¡Adiós mirada cansada! ¡Hola mirada atractiva! 4 consejos para lograrlo

Con información de: cuidateplus.marca.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad