Foto Referencial

A diferencia de otras técnicas de curación como la acupuntura, el Reiki no es una tradición milenaria. Fue desarrollada en el año 1922 por el budista zen japonés Mikao Usui. Hablamos de una práctica espiritual japonesa que asegura el alivio de gran cantidad de enfermedades canalizando energía Vital a través de las manos.

No tiene una base científica, pero cada vez se mas hace más popular, e incluso se imparte desde hace años en muchos hospitales en Europa y otros países del mundo.

Foto Referencial

Lea también: ¿Qué es la Inteligencia emocional y por qué es importante?

El Reiki y la energía vital del Universo

El Reiki asume que existe una energía vital del Universo que está en todos los sitios: en el Cosmos, en la naturaleza, en nosotros mismos. Cuando esa energía fluye a través de nuestro cuerpo nuestras defensas están activas, y nuestro organismo puede experimentar el máximo bienestar. Cuando dicha energía deja de fluir, aparecen enfermedades que pueden afectar nuestro cuerpo físico y mental.

Para el Reiki, se pueden canalizar la energía vital a través de las manos, para desbloquear nuestro flujo vital, reactivando así nuestro sistema inmunológico y estimulando la autosanación.

El Reiki, no cura enfermedades perse, la energía que recorre las manos del quien imparte la terapia no tiene un poder mágico sanador, pero si puede equilibrar el cuerpo y así, recibir mejor los tratamientos.

Foto Referencial

Muchos practicantes han afirmado que ayuda a curar el estrés, la ansiedad, jaquecas, dolores musculares, acelera las cicatrizaciones y alivia el dolor en enfermedades como el cáncer, el reuma, y enfermedades crónicas.

¿Qué hay de verdad en esta afirmación?

Para la ciencia no existe «una energía vital que recorre el universo y nuestros cuerpos», ni tampoco se ha detectado ningún tipo de transmisión energética a través de las manos. Entonces, si no es una técnica científica de sanación, ¿por qué se ofrecen sesiones de Reiki en hospitales y miles de personas afirman haber superado dolencias y haber aliviado los dolores de enfermedades graves, al practicar el Reiki? Apelo a tu discernimiento para reflexionar ante esta interrogacion.

El doctor Francisco Barnosell, ha fusionado la medicina convencional con terapias alternativas y afirma que los resultados que proporciona el Reiki están ahí, y que son los propios pacientes de los hospitales los que piden que se implanten más sesiones de Reiki porque experimentan alivio y mejora en sus enfermedades.

La esencia del Reiki

Como la mayoría de las terapias inspiradas en el budismo, el Reiki es un camino para encontrar el equilibrio y la armonía en nuestra vida. Si bien su definición choca frontalmente con la ciencia, sus resultados son aceptados por muchos médicos y terapeutas.

Las sesiones terapéuticas de Reiki pueden variar entre 45 hasta 90 minutos de duración, donde la persona (se aplica también en animales) que recibe la terapia está acostado con los ojos cerrados para llamar a la relajación y el practicante coloca suavemente sus manos (no necesita tocar) en el cuerpo físico, generalmente están ambientadas con música y aromaterapia.

Ya sabemos en qué consiste el Reiki, y cómo se aplica. Es oportuno ahora plantearnos algunas interrogantes ¿Realmente cura o, al menos, alivia dolores y enfermedades? ¿Se ha conseguido demostrar sus efectos?

Pese a que ninguna prueba científica ha detectado esa energía vital ni se ha demostrado que cure enfermedades o alivie síntomas, la Organización Mundial de la Salud (OMS); acepta el Reiki como terapia complementaria en el tratamiento de enfermedades. Y como ya mencionamos, en muchos hospitales lo usan en pacientes con cáncer, u otras dolencias.

Foto Referencial

La razón tiene que ver no con las creencias, sino con su aplicación. En primer lugar, el Reiki no tiene contraindicaciones para las personas: no interrumpe ningún tratamiento, no se usa como sustituto de un tratamiento, no exige ingerir ni inyectarse nada, y ni siquiera hay contacto físico salvo poner las manos encima, así que no produce lesiones.

Se podría decir, que el Reiki es ir más allá para entrar en el campo de la sanación, el desbloqueo de la energía vital, el reequilibro espiritual, y otros beneficios del Reiki, es algo que la ciencia niega, al menos, no ha podido  sustentar hasta ahora. Corresponde a cada uno de nosotros tomar la decisión de hacer uso o no del Reiki, en búsqueda de nuestro equilibrio y el Bien-Estar Integral.

Lea también: ¿Puede Nuestra Mente limitarnos?

Ana Correa

Instagram @Bien_estando

Comenta y se parte de nuestra comunidad