Muchas veces nos juzgamos sin saber el porqué. Cada persona en el mundo es distinta, unas se enamora más rápido que otras. A unas les interesa más el físico y otras más por el intelecto de su enamorado. ¿Eres un sapiosexual?

Hay muchos tipos de amores: Amores a primera vista, amores de una noche, amores de verano, el primer amor. Sin embargo, hay quienes necesitan más de un día para poder enamorarse.

No es solo el físico al que impacta a estas personas; es la moral, los valores, la educación, las metas y las aficiones. Se conoce que las mariposas de la primera impresión pueden engañar.

Aunque el punto decisivo es cuando las mariposas revolotean en nuestro estómago sin césar, cuando «nuestro amor» nos ofrece sus conocimientos. Y para que esto se produzca es necesario la interacción y el estímulo intelectual.

Este tipo de amor, en psicología es denominado Sapiosexual. Y no es algo del mundo moderno, esto se generó desde la Antigua Grecia.

¿Lo sabías?

Por otro lado, si opinas indiferencia ante un ‘cuerpo escultural’, pero sientas una poderosa atracción por la cultura, los conocimientos y la manera de discernir de esa persona con la que te quieres tomar más de un café.

No eres «ovni», ni un «bicho raro». Tu forma de amar es ‘sapiosexual‘. 

A partir de ahora, ¿Cómo te identificas? Es importante aclarar, que no importa si te interesa más el físico, cada persona es diferente y esta bien.

Imagen referencial

¿Tu pareja y tú son sapiosexual?

Este tipo de vínculos se convierten en relaciones clásicas de pareja, pero con un alto contenido intelectual en todo el ciclo del romance. Suelen ser relaciones que están en una constante culturización y romantiqueo intelectual.

Todo esto no quiere decir que no tengan crisis de pareja o que sean más o menos duraderas; ya que esto depende de muchos factores individuales.

Lea también: Sexo esporádico cómo deporte de alto riesgo 

Con información de: https://www.hola.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad