Vello corporal enquistado
Foto Referencial

Una recomendación de los expertos al momento de eliminar el vello corporal, es hacerlo bien sea: con cera o con láser. Sin embargo, todas hemos recurrido a la hojilla de la máquina de afectar. Sin duda alguna, esta es un opción rápida y sin dolor, pero en ocasiones, pueden aparecer protuberancias enrojecidas y pelos enquistados que pueden causar molesta. La buena noticia, es que para tratar este problema ya sea en las piernas, axilas o área del bikini, existen algunos remedios caseros para tratar el inconveniente en la piel.

Exfoliación con sal

Si eres de piel grasa o propensa al acné, un exfoliante a base de sal es perfecto para prevenir el vello encarnado incluso, antes que aparezca.

Si dispones de una bañera, llénala de agua tibia y agrega dos tazas de sal marina. Sumérgete por unos minutos y al salir, notarás los poros más abiertos y tu piel menos irritada e hinchada. Si no tienes una bañara ¡no importa! Puedes exfoliar la piel con sal marina antes de afeitarte o depilarte.

Foto Referencial

Lea también: Mascarilla casera de arroz y maicena para el cutis

Baño de avena

La avena posee innumerable beneficios para la salud y la belleza. Este cereal contiene propiedades calmantes e hidratantes. Además, contiene fenoles que producen un efecto antiinflamatorio y antioxidante.

Para hidratar la piel después de afeitarte, mezcla avena molida con yogurt natural y miel.. Los probióticos del yogurt  ayudarán a restaurar la barrera protectora de la piel y también aumentarán la hidratación. Aplica la mezcla en la zona en la que lo necesites, déjala reposar unos 30 minutos y enjuaga con agua tibia. Puedes repetir la acción dos veces al día durante tres días.

Foto Referecial

Vinagre de manzana

SI te hiciste un corte con la hojilla o tu piel está muy irritada, el vinagre de manzana es una excelente opción. Este vinagre, tiene propiedades antiinflamatorias y antisépticas,  por lo que es perfecto para aplicar después del afeitado y así evitar el enquistado.

Aplicarlo es muy sencillo. Humedece un poco de algodón con el vinagre de manzana y pásalo por la zona afectada.

Aceite de coco o de Oliva

Mantener la piel hidratada todo el tiempo es clave fundamental para evitar este tipo de problemas cutáneos.  Tanto el aceite de coco como el de oliva son muy nutritivos y se pueden utilizar para elaborar ungüentos.

Mezcla cuatro cucharadas de aceite con una de miel (tiene propiedades antibacterianas), dos cucharadas de azúcar moreno y otras dos de blanco. Aplícalo sobre el área afectada, con movimientos circulares suaves, deja actuar durante 10 minutos y elimina con agua tibia.

Foto Referencial

Estos remedios caseros son sencillos y la mayoría de sus ingredientes son de fácil acceso. Te recomendamos elegir el que más te agrede para cuidar, hidratar y proteger tu piel a la hora de afeitar el vello corporal.

Lea también: Luce una melena fuerte y brillante peinándolo correctamente

Con información de: mujerhoy.com

Comenta y se parte de nuestra comunidad